22 de julio de 2012

La supresión viral sostenida del VIH ha aumentado menos de lo estimado

MADRID, 22 Jul. (EUROPA PRESS) -

El porcentaje de pacientes con VIH que toman medicamentos antirretrovirales y experimentan sus beneficios ha aumentado del 45 al 72 por ciento, durante la última década, una cifra inferior a las estimaciones previas. Este hallazgo, importante para la prevención del VIH, ha sido publicado en la revista 'JAMA', por un equipo de investigadores liderado por la Escuela Perelman de Medicina, de la Universidad de Pensilvania, y la Universidad Johns Hopkins, en Estados Unidos.

En la investigación, cuya publicación ha coincidido con la Conferencia Anual Internacional del Sida, se analizó el caso de 32.483 pacientes infectados por VIH, atendidos en 12 clínicas en los Estados Unidos, entre 2001 y 2010. Durante ese periodo de tiempo, el porcentaje de pacientes que tomaban medicamentos antirretrovirales y presentaron una supresión viral sostenida -con niveles no detectables del virus VIH en la sangre - aumentó del 45 al 72 por ciento.

Los autores señalan que los nuevos fármacos, administrados a dosis fijas, han favorecido la eficacia y seguridad de los regímenes de medicamentos antirretrovirales, disminuyendo los efectos secundarios. Por otro lado, los expertos añaden que un mejor acceso a la asistencia médica también colaboró en el aumento de las tasas de supresión viral, observadas en el estudio.

Sin embargo, a pesar de este aumento, el número de pacientes con infección por VIH bien controlada fue significativamente menor que el esperado 87 por ciento de las cifras reportadas en estudios previos. Según el investigador principal del estudio, Baligh Yehia, becario de la División de Enfermedades Infecciosas de la Universidad de Pensilvania, y especialista en VIH, "si el virus del VIH no se encuentra completamente suprimido, los individuos afectados están en riesgo de transmitir el VIH a otras personas". Yehia añade que, a pesar de que se han producido avances significativos en la terapia del VIH en la última década, la adhesión coherente a los medicamentos, y la atención ambulatoria, siguen siendo un obstáculo importante para muchas personas que viven con el VIH.

Estos hallazgos llegan poco después de la aprobación de la primera droga para prevenir la infección por el VIH. Al igual que las personas que viven con el VIH, los individuos sanos sin infección por el VIH que deciden tomar esta medicina preventiva, deben seguir un tratamiento estricto, y pasar por frecuentes pruebas del VIH, con el fin de lograr un beneficio.

En general, la supresión viral sostenida fue menor en los pacientes de raza negra, y los usuarios de drogas inyectables, mientras que los pacientes de edad avanzada, y aquellos con seguro privado, fueron los más propensos a beneficiarse de la supresión viral.

Kelly Gebo, coautora del estudio, y profesora en la Universidad Johns Hopkins, concluye que "este nuevo análisis muestra que los proveedores de atención del VIH deben vigilar estrechamente a los pacientes más jóvenes, los afroamericanos, los usuarios de drogas inyectables, y las personas sin seguro médico, para garantizar que tengan acceso a los medicamentos contra el VIH, y no abandonen la terapia".