El Supremo se reafirma en que las elecciones al Colegio de Enfermería de Murcia de 2016 fueron nulas

El Supremo se reafirma en que las elecciones al Colegio de Enfermería de Murcia de 2016 fueron nulas
3 de octubre de 2018 EP - ARCHIVO

MADRID, 3 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Tribunal Supremo ha vuelto a confirmar el cierre del proceso judicial iniciado a consecuencia de las irregularidades cometidas en las elecciones de 2016 al Colegio de Enfermería de Murcia, ratificando por segunda vez consecutiva su plena nulidad por vulneración de los derechos de los colegiados, avalando así el nombramiento de la actual Junta de Edad.

Este es el segundo pronunciamiento judicial que hace el Supremo en esta causa, dando respuesta a un recurso de casación que interpusieron de forma particular Amelia Corominas y parte del equipo de personas que ocupan con ella ilegalmente el Colegio de Enfermería de Murcia. Esta es la segunda providencia que dicta la Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Supremo al respecto. La primera de ellas data del pasado 28 de junio, y en ambas se posiciona de forma idéntica inadmitiendo el recurso de casación.

En una providencia dictada el pasado 20 de septiembre y notificada ayer a las partes, la Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Supremo ha inadmitido el recurso de casación interpuesto por Amelia Corominas, Guadalupe de Alba Vega, Manuel Illaìn Mascun*aìn, Antonio Luis Zaragoza Vidal, Adolfina Hervas Carreno, Ana Mª Garciìa, Peìrez, Joséì Nicolás Lacaìrcel, Mirabet Segura y María Carmen Hernaìndez Castello. Todos ellos vienen ocupando ilegalmente la junta de gobierno y las instalaciones del Colegio de Enfermería de Murcia desde 2016.

El Supremo rechaza los argumentos jurídicos de Amelia Corominas y del resto de su equipo asegurando que "no se ha fundamentado" que concurran ni uno sólo de "los supuestos que permiten apreciar el interés casacional objetivo" y, por tanto, ni siquiera merecen "la conveniencia de un pronunciamiento de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo". Y como consecuencia de ello, el Tribunal Supremo condena a pagar todas las costas judiciales del proceso y 1.000 euros a cada recurrente.

Los dos recursos de casación interpuestos ya desestimados por el Supremo fueron interpuestos para tratar de evitar el cumplimento de sendas sentencias dictadas por el Tribunal Superior de Justicia de Madrid que declararon nulas las elecciones celebradas por dicha institución en 2016. La sentencias también han avalado el nombramiento por parte del Consejo General de Enfermería de una Junta de Edad para convocar elecciones con plenas garantías de legalidad y transparencia.

De esta manera, el Supremo pone fin al proceso judicial y ratifica plenamente, que ni Amelia Corominas ni el resto de las personas de su equipo ostentan ningún cargo colegial y carecen, de toda legitimidad para seguir ocupando ilegalmente la sede colegial. La providencia del Supremo supone, asimismo, que la Junta de Edad designada por el Consejo General de Enfermería de España es la que puede y debe ocupar los cargos colegiales y ostentar con ello la representación del Colegio de Murcia.

Desde el Consejo General de Enfermería de España se espera que Amelia Corominas y su equipo acaten los pronunciamientos judiciales y abandonen de forma voluntaria las sedes colegiales para evitar el espectáculo bochornoso que supondría una ejecución judicial con la intervención de las fuerzas de seguridad.

"El Consejo General de Enfermería de España va a llevar a cabo todas las actuaciones necesarias para su inmediato cumplimiento y ejecución en defensa y garantía de los elementales derechos democráticos de los colegiados", concluyen.