4 de septiembre de 2012

El mercurio del pescado podría representar un factor de riesgo para el infarto de miocardio

El mercurio del pescado podría representar un factor de riesgo para el infarto de miocardio
AYTO

MADRID, 4 Sep. (REUTERS/EP) -

El mercurio del pescado podría representar un factor de riesgo para el infarto de miocardio, según ha evidenciado un estudio de la Universidad de Umea (Suecia). Sin embargo, el mismo trabajo demuestra que el omega3 presente en los peces tiene el efecto contrario.

De esta manera, los investigadores aseguran que estos dos componentes "tienen una implicación opuesta cuando se trata de salud cardiaca". Así, las personas con altos niveles de mercurio en el cuerpo tienen un alto riesgo de sufrir un infarto, mientras que aquellos con alta concentración de ácidos grasos omega3 "tienen pocas probabilidades" de sufrir esta disfunción en el corazón, manifiestan.

Para llegar a estas evidencias, los expertos han estudiado a más de 1.000 hombres de Suecia y Finlandia, a las que se les ha informado de que el pescado es parte de una alimentación saludable, pero "se desconoce cuál es el equilibrio entre los riesgos y los beneficios potenciales de ambas sustancias", sostienen los especialistas.

Una de las investigadoras que ha participado en este trabajo es la profesora de este centro universitario sueco, la doctora Maria Wennberg, que señala que lo recomendable es consumir pescado "dos o tres veces por semana con, por lo menos, una porción de pescado graso como el salmón". Además, también aconseja una ración de peces predadores como el tiburón, el pez espada o la caballa.

LOS NIÑOS Y LAS MUJERES JÓVENES NO DEBEN COMER PESCADOS PREDADORES

Sin embargo, éstos últimos están en la parte más alta de la cadena de comida marina y, por lo tanto, "concentran mercurio del ambiente en sus tejidos". Por ello, deben ser una excepción y no consumir este tipo de pescados las mujeres en edad reproductiva y los niños, según expone la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos.

Por otra parte, el profesor de la Facultad de Salud Pública de Harvard (Estados Unidos), el doctor Dariush Mozaffarian, subraya que existen otros factores de riesgo para en infarto de miocardio. Así, y como se describe en la revista 'American Journal of Clinical Nutrition', el galeno señala como uno de ellos al "bajo nivel educativo".

Además, observa que los resultados del estudio realizado en Suecia pueden venir determinados por el consumo de pescado contaminado de los lagos del norte del país nórdico. Sin embargo, Wennberg concluye que "es necesario" tener en cuenta el omega3 al estudiar la relación entre el mercurio y las enfermedades.