26 de septiembre de 2014

STANPA, satisfecha con la decisión de Bruselas, espera que se acabe la "enorme confusión" creada con los parabenos

MADRID, 26 Sep. (EUROPA PRESS) -

   La Asociación Nacional de Perfumería y Cosmética (STANPA) se ha mostrado "satisfecha" con la decisión de la Comisión Europea de restringir el uso de tres conservantes en los cosméticos, por lo que espera que se acabe la "enorme confusión" creada con los parabenos.

   En concreto, la Comisión ha decidido restringir el propilparabeno, el butilparabeno y el MCI/MI, con el objetivo de aumentar la seguridad de estos productos y reducir los riesgos a los consumidores, en particular a los bebés y niños de corta edad.

   "Los cosméticos forman parte la vida cotidiana de las personas, por esta razón, desde STANPA queremos transmitir tranquilidad al consumidor sobre el uso seguro de los cosméticos que contienen parabenos, independientemente de que cada compañía opte libremente por hacer formulaciones con estos u otros conservantes distintos. La industria cosmética está totalmente comprometida en ofrecer y garantizar la seguridad de los consumidores", ha señalado la organización.

   Y es que, la Comisión ha asegurado que el grupo de productos químicos conocidos como parabenos representa una parte importante de los conservantes que pueden utilizarse en los cosméticos. Además, tal y como ha determinado, el propilparabeno, el butilparabeno y otros parabenos, como el metilparabeno y el etilparabeno, son seguros y forman parte de los conservantes más eficientes.

   El origen de la polémica, según ha recordado STANPA, viene tras la publicación en 2004 de un estudio de "escasa base científica" en el que se alertaba sobre la posible relación entre el cáncer en mujeres y los parabenos. A partir de ese momento, la industria cosmética, la comunidad científica y la Asociación Americana del Cáncer trabajaron en este supuesto "sin encontrar" relación alguna entre la enfermedad y los conservantes.

   Aunque la comunidad científica investigadora en Oncología a nivel mundial hace tiempo que ha descartado ninguna relación, la rumurología y la falta de información ha causado a veces "desconcierto y malos entendidos" en la sociedad, que a su vez han estimulado campañas que han acrecentado la confusión. "A día de hoy todos los datos científicos corroboran que no hay un riesgo para la salud derivado del uso de los parabenos de cadena corta en cosméticos", ha apostillado.

   Finalmente, la organización ha insistido en que en cosmética no se usa cualquier parabeno y que sólo están autorizados para su uso los conservantes que disponen de un dossier de seguridad completo aprobado por el Comité Científico de Seguridad de los Consumidores de la Unión Europea (SCCS, por sus siglas en inglés) que está compuesto por toxicólogos y expertos europeos en seguridad.