16 de febrero de 2008

Soria y Chaves apuestan por la investigación como "cimiento" para mejorar la vida de los diabéticos y los tratamientos

SEVILLA, 16 Feb. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Sanidad y Consumo, Bernat Soria, y el presidente de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves, apostaron hoy por la investigación y la innovación como "cimiento" para mejorar los tratamientos para la diabetes y la calidad de vida de los pacientes, cuyas "esperanzas" residen en las nuevas técnicas y en los avances en la materia.

Durante la apertura del XIX Congreso de la Sociedad Española de Diabetes, que congrega en Sevilla a unos 600 participantes, Bernat Soria advirtió de la "necesidad" de aproximarse a la diabetes de forma "multidisciplinar".

Apostó por diseñar una "estrategia" que fomente avances en los tratamientos, prestando especial atención al impulso de la información, la "pedagogía" y la "labor educativa", pues un reciente estudio refleja que más de un tercio de los españoles consultados "desconoce" los factores de riesgo de la diabetes.

"Los factores de riesgo están generalmente asociados con hábitos inadecuados", alertó el ministro, que apostó por la "prevención" para combatir la diabetes.

En ese mismo sentido, consideró a la investigación como "un cimiento" de la estructura de acción en el tratamiento de la diabetes, recordando que el Instituto de Salud Carlos III cuenta actualmente con 32 grupos de investigación clínica y básica en siete comunidades autónomas y que en esta Legislatura se ha financiado "un centenar" de proyectos relacionados con la diabetes, tratada además a través del Plan de Terapias Avanzadas en Medicina Regenerativas. "Estamos dinamizando proyectos de investigación básica, clínica y aplicada para mejorar la calidad de vida de los diabéticos", destacó el ministro de Sanidad y Consumo.

Manuel Chaves, de su lado, recordó el papel "pionero" de Andalucía al generalizar el uso de las bombas externas de infusión subcutánea continua de insulina, apostando por "planes integrales" para la faceta "preventiva y asistencial" a la hora de tratar la diabetes pero pasando además por una "formación e investigación".

Chaves destacó que Andalucía ha sido la primera comunidad en extender un programa de detección precoz de la retinopatía diabética con más de cien retinógrafos digitales. Más de 46.000 personas, según dijo, están incluidas en este programa gracias al cual 4.600 personas han "retrasado o evitado" una potencial ceguera, logro que ha supuesto la implicación de unos 1.300 profesionales de atención primaria.

Con 13 retinógrafos-angiógrafos digitales y 13 equipos de laserterapia gracias al Plan de Diabetes puesto en marcha en Andalucía, el presidente andaluz creyó "completada" la dotación en nuevas tecnologías para la confirmación y diagnóstico de esta enfermedad, extendiendo "al cien por cien de nuestros centros" la formación en educación diabetológica.

Así, el presidente andaluz señaló que el objetivo actual es el de "consolidar" las líneas de trabajo puestas en marcha incorporando también "nuevas herramientas y tecnologías" para mejorar la calidad de vida de los diabéticos. No obstante, Chaves animó a mirar al "futuro" a través de la "innovación e investigación", pues la "esperanza de los pacientes sen dirige cada vez más a las nuevas alternativas para mejorar sustancialmente" el manejo de esta enfermedad.

En este punto, recordó que el Plan de Diabetes ya multiplica "por tres" los fondos destinados a proyectos científicos en el periodo 2004-2007 con 638.625 euros, mientras en Andalucía hay en marcha diez líneas de investigación con células madre embrionarias y "cinco específicamente en diabetes". Destacó también Chaves el Plan Andaluz de Terapias Avanzadas, puesto en marcha por la Consejería de Salud para promover la aplicación de los resultados de las investigaciones con células madre adultas al abordaje de distintas enfermedades.

En este plan, y en el ámbito de la Diabetes, el hospital Virgen Macarena, junto al Cabimer, desarrollan dos ensayos para mejorar la vascularización y evitar la amputación, dedicándose el tercero al transplante de islotes pancreáticos en los hospitales Carlos Haya de Málaga y Reina Sofía de Córdoba.