30 de julio de 2008

Soria asegura que no habrá ningún recorte de las prestaciones sanitarias





   MADRID, 30 Jul. (EUROPA PRESS) -

   El ministro de Sanidad y Consumo, Bernat Soria, aseguró que la crisis económica no afectará a la sanidad pública y, por tanto, no conllevará "ningún recorte en prestaciones sanitarias", según afirmó durante su visita al Centro de Investigación y Control de Calidad del Instituto Nacional de Consumo.

   Soria quiso mostrarse "tajante" ante la posibilidad de que hubiera posibles recortes presupuestarios en materia sanitaria. "Me gustaría ser muy tajante en este punto: no se va a producir ningún recorte en prestaciones sanitarias, la asistencia sanitaria es uno de los pilares del estado de bienestar", aseveró.

   De hecho, añadió que su compromiso más inmediato siguen siendo los mismos de modo que la cartera de servicios del Sistema Nacional de Salud (SNS) pueda seguir ampliándose. "Continuamos trabajando para que, no sólo se mantengan los servicios que tenemos, sino que se amplíen y, en la medida de lo posible, se mejoren".

   Asimismo, el titular de Sanidad mostró su satisfacción por los dos nuevos medicamentos que han aparecido estos días para combatir enfermedades de una alta prevalencia como son el sida o el Alzheimer. A su juicio, ambas noticias demuestran "que estamos en la línea adecuada, trabajando por incorporar terapias" para los pacientes que, por lo menos, "aumenten su nivel de bienestar".

DIETA MEDITARRÁNEA

  Por último, Soria criticó los datos del último informe de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) que alerta de un deterioro de la dieta mediterránea.

   "Me preocupa que el país que ha contribuido con algo que debería ser patrimonio de la humanidad --en referencia a la dieta mediterránea y a la petición de España de considerarla como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad de la UNESCO-- la abandone, cuando es una dieta saludable que garantiza bienestar", lamentó.

   Para Soria, aunque haya otro tipo de dietas que puedan ser más rápidas, advierte de que éstas "no garantizan ese nivel de salud y bienestar".