13 de noviembre de 2008

Soria alerta de que se están comenzando a diagnosticar en España casos de diabetes tipo 2 en adolescentes

Soria alerta de que se están comenzando a diagnosticar en España casos de diabetes tipo 2 en adolescentes
EP

MADRID, 13 Nov. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Sanidad y Consumo, Bernat Soria, alertó hoy de que en España se están comenzando a diagnosticar casos de diabetes tipo 2 en adolescentes y niños relacionados con un aumento de la obesidad y sedentarismo en estas edades, según destacó tras la inauguración de la I Jornada Técnica sobre la Estrategia frente a la Diabetes del SNS, que se ha celebrado en la sede del Ministerio.

Soria anunció que la prevalencia de la diabetes en España está aumentando en los últimos años mientras que el diagnóstico se está adelantando cada vez a edades más tempranas. En este sentido, se mostró preocupado porque se están diagnosticando casos de diabetes tipo 2 en adolescentes, algo que "antes, cuando se diagnosticaba la diabetes en un niño o un adolescente, se daba por sentado que era tipo 1".

Según los últimos datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), en el mundo hay cerca de 500.000 niños menores de 15 años con diabetes tipo I, con un aumento de casos del 3 por ciento cada año. Sin embargo, la diabetes tipo 2 también está comenzando a aumentar su prevalencia, afectando de igual forma a los países desarrollados y en vías de desarrollo, y se está convirtiendo en un problema de salud pública "muy preocupante".

El titular del ramo asoció este incremento del aumento del sedentarismo y la obesidad asociada, que según los últimos datos epidemiológicos apuntan a que afecta a entre un 5 y 10 por ciento de los niños. El abuso de alimentos ricos en grasas, azúcar y sal, la baja ingesta de frutas y verduras, el tabaco y el sedentarismo, son algunos de los factores que Soria achacó al aumento de casos de diabetes, enfermedad que afecta al 6,5 por ciento de la población de entre 30 y 65 años.

Por este motivo, y coincidiendo con el Día Mundial de la Diabetes que se celebra mañana 14 de noviembre, Sanidad presentó hoy una guía en diabetes tipo 2, elaborada por profesionales médicos, de enfermería y de farmacia de atención primaria y especializada, destinada a mejorar la prevención, el diagnóstico y la atención de estos pacientes.

Según Soria, en España hay más de un millón de personas que padecen tipo 2 y no lo saben, por lo que "todo lo que sea adelantarse en detección precoz" incidirá en un mejor abordaje de la enfermedad y sus complicaciones. La guía se distribuirá entre los profesionales sanitarios y se centra en el cuidado de los pacientes con diabetes tipo II en el medio extrahospitalario y aborda el cribado, la prevención, el diagnóstico y el tratamiento.

En total, se trata de dar respuesta a 40 preguntas clave para realizar una buena atención a los pacientes, con especial atención a la educación diabetológica, el autocuidado del paciente, las nuevas estrategias farmacológicas, la prevención de complicaciones macro y microvasculares y de los estadíos prediabéticos.

BUENOS DATOS EN INVESTIGACIÓN

Del mismo modo, Soria también recordó que también se está avanzando en investigación, tanto básica como clínica o epidemiológica, y, de hecho, adelantó que en las próximas semanas se presentarán los primeros datos sobre ensayos en pacientes del Plan de Terapias Avanzadas en el Ámbito de la Medicina Regenerativa que se puso en marcha en octubre del año pasado.

Según explicó, los campos de investigación pasan por el desarrollo de moléculas innovadoras para las complicaciones de la diabetes, nuevas insulinas cada vez más eficaces y con unos rangos de actuación que permiten adecuar el tratamiento a las necesidades del paciente.

Además, en las terapias celulares hay muy buenos resultados preliminares en el tratamiento del pie diabético, complicación que afecta cada año a unos 6.000 pacientes en España, a quienes se les amputa total o parcialmente un pie o los dos como consecuencia de un defecto vascular. En este sentido, se ha observado que las terapias podrían prevenir la amputación al tiempo que "mejoran notablemente el dolor".