27 de mayo de 2014

Un sondeo europeo detectará los problemas de la población inmigrante para acceder a la sanidad

MADRID, 27 May. (EUROPA PRESS) -

Un equipo de investigadores de la University College London de Londres y el Instituto de Salud Carlos III de Madrid han puesto en marcha el 'Proyecto aMASE', que tiene como objetivo detectar los problemas que tiene la población inmigrante para acceder a los servicios de sanidad.

La iniciativa, financiada por la Unión Europea, cuenta en España con la colaboración de la Federación Estatal de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales, y del Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH.

Y es que, por sus características sociales y económicas, los inmigrantes suelen encontrarse en "desventaja" respecto al resto de la población a la hora de acceder a los servicios sociales disponibles en sus países de acogida, entre ellos la asistencia sanitaria.

Unas restricciones en el acceso sanitario que, a juicio de los expertos, tienen un "efecto disuasorio "que hacen que la población inmigrante sea la que tiene más probabilidad de no acudir en el momento adecuado a la atención médica, agravando así sus problemas médicos.

Además, los impulsores del proyecto han avisado de que este hecho supone también un problema para el país donde residen, el cual puede experimentar la propagación de enfermedades infecciosas que no estén convenientemente tratadas, así como un incremento de los gastos médicos al proporcionar, en ocasiones, tratamiento hospitalario en lugar de tratamiento ambulatorio.

Por este motivo, la iniciativa cuenta con una encuesta 'on line', disponible ya en la página 'www.amase.eu', que recogerá las experiencias y opiniones de las personas inmigrantes que viven en dichos países. Los resultados del sondeo serán compartidos con las comunidades de inmigrantes en Europa, los sistemas nacionales de salud y las organizaciones comprometidas con la salud y el bienestar de la comunidad.