18 de octubre de 2006

Sólo un 4% de las mujeres que podrían beneficiarse de la terapia hormonal para la menopausia la utilizan

MADRID, 18 Oct. (EUROPA PRESS) -

Sólo un 4 por ciento de las mujeres que podrían beneficiarse de los tratamientos hormonales para el alivio de los síntomas menopáusicos los utilizan "por falta de información y por miedo", a pesar de que esta terapia "es el tratamiento más seguro y eficaz", según aseguró hoy el profesor Javier Ferrer, presidente de la Asociación Española para el Estudio de la Menopausia (AEEM), con motivo de la celebración del Día Internacional de la Menopausia.

En esta línea, el doctor Rafael Sánchez Borrego, presidente electo de la AEEM, destacó que la terapia hormonal sustitutiva (THS) reporta más beneficios que riesgos en un periodo menor a cinco años, siempre que la mujer experimente claramente la sintomatología. En su opinión, la clave está en "utilizar la dosis mínima efectiva durante el periodo más corto". Respecto al aumento en los últimos años de las llamadas terapias alternativas o naturales para abordar los síntomas de la menopausia, este experto advirtió que "todos los estudios muestran que no es igual de efectiva y que no es tan segura como parece", mientras que los beneficios de la THS "superan con creces los posibles riesgos".

El doctor Santiago Palacios, presidente de honor de la AEEM, que acaba de regresar de la reunión anual de la Sociedad Americana de Menopausia, destacó que se está produciendo la "ley del péndulo" en relación a estos tratamientos, ya que después de cuatro años en los que la prescripción de THS había disminuido un 50 por ciento, en el último año ha vuelto a aumentar en torno a un 20 por ciento. En su opinión, se había creado "un temor injustificado" sobre estas terapias por un estudio americano que alertaba del aumento de probabilidad de cáncer de mama, al tiempo que han aumentado los tratamientos con antidepresivos.

En su opinión, estos tratamientos están bien prescritos "siempre y cuando se usen en dosis bajas y cuando comiencen entre los 48 y los 55 años". Por otro lado, este experto señaló que al haberse reducido mucho en los últimos años la prescripción, se sabe que aumentarán un 20 por ciento en la próxima década las fracturas osteoporóticas.

ESTUDIO SOBRE CALIDAD DE VIDA.

La mejoría que suponen los tratamientos hormonales se pone de manifiesto en el Estudio Epidemiológico sobre la Calidad de Vida y Terapia Hormonal en la Mujer Postmenopaúsica, el más extenso de los realizados hasta la fecha en España sobre este tema, presentado hoy por estos expertos.

De las 3.412 mujeres que participaron en la investigación, casi el 98 por ciento presentaba algún tipo de problema de salud asociado a la menopausia, el 91 por ciento tenía algún problema psíquico y el 90 por ciento manifestaba problemas en relación con la sexualidad.

Según el profesor Ferrer, estos datos indican que "un 60 por ciento de la población femenina española en edad de la menopausia presenta problemas en términos de calidad de vida y, de ese porcentaje, a casi un 36 por ciento le afecta de forma muy seria". El estudio ha demostrado que después de seis meses de tratamiento, alrededor de un 90 por ciento de las mujeres tuvieron una mejoría de su calidad de vida. En concreto, un 20 por ciento dejó de tener problemas físicos, como sofocos; un 16 por ciento no tenía ningún trastorno psíquico, como irritabilidad o depresión, y un 16 por ciento no reportó problemas sexuales o de pareja.

La actriz Silvia Tortosa, que esta noche recibirá el tercer premio anual de la AEEM por su labor de difusión de la menopausia como una etapa en la vida "plena y activa", lanzó a todas las mujeres un mensaje de optimismo y apostó por desmitificar la menopausia y el tono "despectivo y peyorativo" que se ha atribuido habitualmente a esta etapa de la vida de las mujeres, que en este momento atraviesan ocho millones de españolas.