10 de junio de 2014

Las sociedades médico-científicas piden potenciar la gestión clínica en el SNS y defienden que "no es privatización"

Las sociedades médico-científicas piden potenciar la gestión clínica en el SNS y defienden que "no es privatización"
FACME

MADRID, 10 Jun. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Federación de Asociaciones Científico Médicas Españolas (FACME), Carlos Macaya, ha defendido la necesidad de que el Ministerio de Sanidad y las comunidades potencien la gestión clínica dentro de la sanidad pública para que ésta pueda ser más eficiente, e insiste en que "en ningún caso debe confundirse con privatización".

Con motivo de la jornada 'Los médicos y la gestión clínica' organizada por esta entidad, Macaya ha asegurado que los profesionales son los que mejor conocen el sistema y, por tanto, son los más adecuados para "optimizar" los recursos de que disponen en beneficio del paciente.

En este sentido, ha recordado que en España la gestión clínica comenzó a potenciarse a finales de los años 90 antes de que se transfirieran las competencias a las comunidades y ya hay experiencias suficientes que han demostrado sus beneficios para el sistema.

En su hospital, el Clínico San Carlos de Madrid, se introdujo la gestión clínica para los cuidados cardiológicos agudos y con las mismas hospitalarias camas se multiplicaron por tres el número de pacientes tratados y se disminuyó la estancia media de 4,8 a 1,9 días. "Se fue más eficiente en el manejo de estos pacientes, y se ganó más en calidad", ha defendido.

También ha habido experiencias positivas en el seguimiento de los pacientes crónicos mejorando la coordinación entre la Atención Primaria y la especializada, ha añadido Antonio Zapatero, tesorero de FACME, lo que permite evitar consultas innecesarias.

"Algo importante si se tiene en cuenta que un paciente crónico de media al año pasa por siete consultas de especialistas diferentes, visita urgencias una media de 2-3 veces al año, con el agotamiento que supone para el paciente y la familia", ha destacado.

El problema, ha añadido Macaya, es que el impulso de la gestión clínica no ha sido igual en todas las comunidades. Hasta ahora, las que "más ruido" han hecho son Galicia, Asturias, Castilla y León y Andalucía, mientras que otras como Cataluña o Comunidad Valenciana también comienzan a impulsar algún proyecto piloto. Por contra, ha añadido, "en Madrid se ha hablado poco de este tema".

DIFERENTES ESTILOS Y MODELOS SEGÚN LAS CCAA

"Las comunidades lo han hecho con diferentes estilos y modelos, e incluso con diferentes conceptos (...) El problema de los servicios de salud es que luego cambian los consejeros no se sabe si se apuesta por ello, y cuánto hay de realidad o de teoría", ha explicado el presidente de FACME.

No obstante, Macaya se ha mostrado optimista con el impulso que el Ministerio de Sanidad quiere dar a la gestión clínica y ha celebrado que haya elaborado un documento de consenso con la profesión médica para que puedan ponerse en marcha las unidades específicas de gestión clínica de forma uniforme en todo el SNS.

Un impulso que, en ningún caso, ha insistido, debe tergiversarse "ni confundirse con un proceso de externalización o privatización" como han denunciado algunas instituciones o sindicatos en alguna comunidad.

"ACORDE CON LOS PRINCIPIOS DEL SNS"

"De lo que nosotros hablamos es de gestión clínica dentro del sistema y acorde con los principios generales del SNS, no se saldría del mismo", según Macaya, que reconoce que lo único que podría incluir serían "acuerdos puntuales" con la empresa privada para determinados asuntos "como hace ahora cualquier hospital, pero no la asistencia sanitaria".

Además, reclaman que se desarrollen herramientas para generar estudios y registros que permitan el progreso de conocimiento en este área. "Si disponemos de indicadores que demuestren que lo que se hace es útil y eficiente, nos permitirá saber que los recursos que ahorramos se puedan dedicar al propio sistema sanitario", ha defendido Zapatero.

Los representantes de FACME entienden que tras los nuevos modelos de gestión clínica puede haber cierta incertidumbre entre los profesionales, pero el tesorero recuerda que todos los que participan en ellos presentan altos índices de satisfacción.

"En esta época de crisis o lo cambiamos nosotros o lo hará alguien de fuera que no conoce tan bien la realidad asistencial e igual predominan planteamientos economicistas", ha aseverado.