21 de febrero de 2006

La Sociedad Española de Hipertensión lanza un programa para implicar al paciente en prevención cardiovascular

La mitad de los hipertensos no completa la terapia farmacológica y un 80% incumple las recomendaciones higiénico-dietéticas

MADRID, 21 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Sociedad Española de Hipertensión-Liga Española para la Lucha contra la Hipertensión Arterial (SEH-LELHA) lanzó hoy un programa nacional para fomentar la corresponsabilidad entre el médico y el paciente en prevención cardiovascular, aumentando la implicación del afectado en el control de sus factores de riesgo. Esta iniciativa, que tendrá una duración de tres años, pretende reducir la mortalidad cardiovascular, que es la primera causa de muerte en España.

En concreto, este programa --patrocinado por Novartis Farmacéutica-- incluye la implantación de una herramienta informática accesible a través de Internet a los clínicos, en la que se introducirá el historial clínico de cada paciente, lo que permitirá calcular su riesgo cardiovascular y establecer los objetivos terapéuticos. En principio, se estima que participarán mil médicos y que se incluirán unos 5.000 pacientes en la primera evaluación del programa, según el laboratorio.

Además, esta plataforma informará al paciente sobre sus objetivos individuales y opciones terapéuticas indicadas a nivel de cambios en estilos de vida y tratamientos farmacológicos. Asimismo, los pacientes podrán ir actualizando los datos, favoreciendo un mejor seguimiento y control por parte del facultativo.

El presidente electo de la SEH-LELHA y del Comité Directivo del programa 'Corresponde', el doctor Luis Miguel Ruilope, destacó que para evitar el riesgo cardiovascular es necesaria "una comunicación constante entre los pacientes, las Unidades de Hipertensión y Cardiovasculares, y los médicos de Atención Primaria".

Según este experto, esta iniciativa es necesaria porque en España el porcentaje de pacientes que alcanzan los objetivos de control consensuados sobre HTA es "muy bajo" en comparación con otros países, fundamentalmente por la inercia clínica por parte del profesional sanitario y la baja adherencia del afectado a las recomendaciones terapéuticas.

En este sentido, Ruilope aseguró que para hacer frente a las enfermedades cardiovasculares es necesario dotar a los servicios asistenciales de instrumentos que faciliten la gestión clínica de los pacientes; formar a los profesionales sanitarios; así como implicar a los propios afectados para que conciban la prevención como un elemento decisivo para tratar este tipo de patologías.

En España se estima que la mitad e los pacientes hipertensos no completa el tratamiento farmacológico y en torno al 70-80 por ciento incumple las medidas higiénico-dietéticas recomendadas, según este especialista, quien abogó por "aumentar la responsabilidad de los enfermos".

Posteriormente, se realizará un estudio para evaluar el impacto de esta herramienta, y demostrar si este tipo de actuaciones mejora realmente la práctica clínica y reduce la mortalidad cardiovascular. Además, esta iniciativa cuenta con el apoyo del Foro Internacional de Pacientes, y del Instituto de Salud Carlos III.