4 de abril de 2012

Los sindicatos molestos con Sanidad porque sigue sin convocar la Mesa Sectorial de Sanidad constituida en septiembre

MADRID, 4 Abr. (EUROPA PRESS) -

Los sindicatos más representativos del sector sanitario han mostrado su malestar con el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad porque no hay visos de convocar la Mesa Sectorial de Sanidad constituida el pasado mes de septiembre, a fin de analizar y negociar en ella las propuestas para mejorar el modelo retributivo del Sistema Nacional de Salud (SNS), las categorías profesionales y el modelo de desarrollo profesional.

Así lo ha reconocido el presidente del sector Nacional de Sanidad del sindicato independiente CSI-F, Fernando Molina, que el martes acudió junto al resto de sindicatos (CC.OO, UGT y CEMSATSE) a una nueva reunión con representantes del ministerio en la que pensaban conocer las propuestas de los grupos de trabajo que se constituyeron tras el último pleno del Consejo Interterritorial en materia de desarrollo profesional.

"Creí que la citación era para algo, y lo único que nos pidieron fue colaboración", ha reconocido Molina en declaraciones a Europa Press, precisando que están "dispuestos a ayudar en lo que haga falta", pero "siempre que busquen un foro o un marco en que poder negociar y defender sus propuestas".

Para ello, los sindicatos apelan a la Mesa Sectorial de Sanidad que se constituyó el pasado mes de septiembre por la anterior ministra, Leire Pajín, y a la que también se sumaron entonces las comunidades de Cataluña, Andalucía, Asturias, Aragón, Canarias y Navarra.

De hecho, en una reunión celebrada hace unas semanas, la secretaria general de Sanidad, Pilar Farjas, les reconoció que la normativa establece que haya un foro de negociación con los agentes sociales que, sin embargo, todavía no cuenta con el visto bueno para su convocatoria.

Esto hace, según Molina, que los trabajadores del sector sanitario estén en "agravio comparativo" con los de Educación o Justicia, donde sí existe una mesa sectorial debidamente dotada.

"Estoy dispuesto a ir al ministerio todas las veces que haga falta", explica el responsable de CSI-F, que sin embargo insiste en que "la colaboración que les exigen debe ser de ida y vuelta", para "poder hacer propuestas, defenderlas y escuchar las de los demás".