24 de marzo de 2006

Los Sindicatos Médicos apoyan las movilizaciones de los médicos catalanes, de urgencias y MIR

MADRID, 24 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Comité Ejecutivo de la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM), manifestó hoy su apoyo a las movilizaciones de los profesionales catalanes --que iniciarán una huelga de tres días el próximo día 28--, de los de Urgencias --reclaman una especialidad propia-- y de los alrededor 18.000 facultativos residentes que llevan esperando largo tiempo un estatuto que mejore sus condiciones laborales.

Según señaló CESM en un comunicado, el conflicto más inminente tiene como protagonista al sindicato Médicos de Cataluña (MC-CESM), que ha convocado tres jornadas de huelga para los días 28, 29 y 30 de marzo con el fin de exigir soluciones a problemas como el déficit de profesionales, la mala gestión del Departament de Salut, la falta de planificación de los recursos humanos y las consecuencias negativas que ello conlleva.

El sindicato catalán reclama además un convenio laboral propio para el personal médico que reconozca la especificidad y la responsabilidad del facultativo; una jornada semanal que no supere las 48 horas a la semana (guardias incluidas); programación del trabajo respetuosa con la Ley de conciliación de la vida laboral y familiar y con la Directiva europea sobre salud laboral; y formación continuada de calidad a cargo de la empresa y en horario laboral, entre otros temas.

En cuanto a los médicos internos residentes (MIR), que ya han comenzado las protestas en Canarias y el próximo día 7 de abril celebrarán una asamblea en Bilbao con vistas a generalizar el conflicto en toda España, "su problema es --dijo CESM-- que no consiguen arrancar al Ministerio de Sanidad una norma legal que regule su actividad y que actúe de barrera frente a los abusos de que son víctimas".

Tales abusos, añadió, son muy claros, como jornadas semanales de ochenta o más horas, un salario de unos 800 euros al mes, guardias nocturnas a 7 euros la hora. "El Ministerio les ha prometido aprobar un Estatuto con rango de real decreto, pero éste se está demorando demasiado y, lo que es más importante, no da cumplimiento a lo que desean", subrayó.

Por último, la CESM se refirió al conflicto de los médicos de Urgencias, que valoran estos días la conveniencia de ponerse en huelga para exigir la creación de su especialidad que, según los sindicatos médicos, se trata de una reivindicación justificada por el objetivo final de garantizar al máximo la calidad en la atención que reciben los pacientes que acuden a estos servicios.