5 de enero de 2006

Simancas pide que los pacientes madrileños valoren las listas de espera por "su experiencia, más allá de estadísticas"

Simancas pide que los pacientes madrileños valoren las listas de espera por "su experiencia, más allá de estadísticas"

MADRID, 5 Ene. (EUROPA PRESS) -

El portavoz del PSOE en la Asamblea de Madrid, Rafael Simancas, pidió hoy a los ciudadanos que valoren la situación de las listas de espera en la sanidad regional y el grado de cumplimiento de las promesas realizadas en esta materia por la presidenta regional, Esperanza Aguirre, "en función de su experiencia personal y familiar y de lo que ven a su alrededor" y "más allá de las estadísticas del PP y del PSOE".

Simancas, que visitó hoy las obras que se están llevando a cabo en el Hospital de La Paz, aseguró que "las familias y las mujeres madrileñas tienen que preguntarse si Aguirre ha cumplido sus promesas, si es verdad que se espera nueve días como media para una intervención quirúrgica, que se espera 30 días como máximo para ser atendido en la sanidad pública y que se espera apenas unos días para llevar a cabo una mamografía, tal y como prometió". "Ahí es donde está el verdadero juicio al Gobierno de Esperanza Aguirre", dijo.

En su opinión, Aguirre "ha fracasado estrepitosamente en toda su política sanitaria, especialmente en lo que tiene que ver con las listas de espera", por lo que "debería tomar nota al respecto y dejar de intentar engañar a los ciudadanos en algo que no se les puede engañar". "Al ciudadano que espera meses para ser atendido en la sanidad pública no se le puede decir que espera sólo unos días porque los ciudadanos son conscientes, saben contar y tienen un calendario en su casa", afirmó Simancas.

En este contexto, el jefe de la oposición en la Asamblea pidió a Aguirre que sea "sensible" con los ciudadanos madrileños, "cambie" al consejero de Sanidad, Manuel Lamela, y adopte una serie de medidas que permitan mejorar el sistema madrileño de salud, entre las que citó el aumento de los recursos, el refuerzo de la atención primaria, la transformación de los antiguos centros de especialidades en instalaciones de alta resolución o la aprobación de una ley de plazos máximos de espera en atención especializada.

CINCO OBRAS EN LA PAZ, "A LA VEZ"

Durante su visita, a la que acudió en compañía del portavoz adjunto del PSOE en el Ayuntamiento de Madrid, Óscar Iglesias, Simancas consideró "intolerable" que tanto el Hospital de La Paz como el cercano Ramón y Cajal, que atienden a más de un millón de personas, sufran "el caos de obras y el colapso permanente de tráfico" provocado por cinco actuaciones diferentes, que se están desarrollando, según dijo, "a la vez y sin orden ni concierto".

El portavoz socialista explicó que las obras del Plan Director del hospital, que "se empezaron hace diez años y no se terminan nunca"; la construcción de cuatro torres en la Ciudad Deportiva; el acondicionamiento de la M-30; las actuaciones en la carretera de Colmenar y la mejora de la red de Metro han provocado que La Paz tenga "un solo acceso, que está colapsado por ciudadanos que acuden al centro, trabajadores, camiones de obra, volquetes que sacan escombros y ambulancias que sufren retrasos de entre 30 y 45 minutos".

Tras comprobar personalmente "los problemas de acceso" al centro hospitalario que sufre "una persona con dos piernas y dos brazos", Simancas aseguró que éstas se convierten en "una auténtica odisea, un suplicio y un infierno" si el paciente sufre alguna discapacidad física o tiene que acudir con muletas.

A este respecto, Eugenio Ramos, que acompañó a la representación socialista en su silla de ruedas, señaló que el acceso al centro se ha convertido en "una 'gyncana' de obstáculos por la falta de aceras suficientemente amplias, las comunicaciones nefastas y caóticas y la ocupación de los aparcamientos para discapacitados". "Nos obligan a acceder a rehabilitación después de recorrer 800 metros cuesta arriba, con lo cual lo que hacemos es llegar ya suficientemente rehabilitados", señaló con humor.

Entre "las dificultades para el bienestar y la calidad de vida" de los usuarios del hospital que están provocando estas obras, el dirigente socialista también citó la "imposibilidad de utilizar los aparcamientos, la superación de los umbrales permitidos por la Organización Mundial de la Salud (OMS) en dióxidos de carbono y partículas en suspensión, el aumento del ruido o la suciedad permanente".

LA CULPA, DE AGUIRRE Y GALLARDÓN

Como conclusión, Simancas culpabilizó de esta situación a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, y al alcalde de la capital, Alberto Ruiz-Gallardón, a los que acusó de "anteponer sus intereses políticos y electorales sobre el bienestar y la calidad de vida de millones de madrileños y de un servicio público fundamental como el sanitario".

"No hay derecho que aquí sólo cuenten los intereses políticos de Alberto Ruiz-Gallardón y Esperanza Aguirre, los intereses de los dueños de los suelos colindantes y los intereses de los contratistas --se quejó--. Todos, a excepción de los intereses de los ciudadanos, de los enfermos y de los discapacitados".