23 de marzo de 2012

Siete laboratorios dan plantón a la subasta de medicamentos de Andalucía

El Ministerio de Sanidad niega que haya habido "presiones" a las farmacéuticas

SEVILLA, 23 Mar. (EUROPA PRESS) -

Sólo cuatro laboratorios, de los 11 que en un principio estaban citados a las 13.00 horas de este viernes en la sede del Servicio Andaluz de Salud para formalizar sus contratos de adjudicación del primer concurso público de licitación de fármacos --subasta de medicamentos--, han acudido finalmente al acto de firma, según han precisado fuentes del departamento que dirige María Jesús Montero consultadas por Europa Press.

En concreto, los laboratorios que sí han procedido a oficializar sus contratos de suministro de fármacos en este primer concurso público que ha abierto Andalucía han sido Industria Química y Farmacéutica Vir, Medinsa Laboratorios Medicamentos Internacionales, Uxafarma S.A. y Aurobindo S.'.

De esta forma, se habría caído de la firma por "presiones del Ministerio de Sanidad y del PP", según lo denunciado por la misma Montero, las compañías farmacéuticas Ranbaxy S.L., UCB Pharma, Nycomed Pharma, Janssen Cilag, Bayer Hispania, Abbott y Sanofi Aventis.

De las compañías que sí han firmado sus contratos de adjudicación, Industria Química y Farmacéutica Vir resultó seleccionada para el suministro de omeprazoles (protectores gástricos) y estatinas contra el colesterol en sangre (lovastatina, pravastatina sodica y simvastatina); Medinsa Laboratorios Medicamentos Internacionales para el suministro de omeprazol; Uxafarma S.A. para suministrar simvastatina; y la compañía Aurobindo S.L para suministrar también la estatina simvastatina.

"LAS PRESIONES VIENEN DEL PROPIO MINISTERIO"

Montero ha anunciado que su departamento está estudiando acciones legales contra los laboratorios que finalmente no han firmado los contratos de adjudicación que la Administración les concedió el pasado lunes mediante concurso público.

Montero ha denunciado que han sido "las propias compañías" las que "han comunicado que estaban recibiendo presiones del Ministerio de Sanidad para no firmar el contrato con la Junta" y que la "amenaza" consistía en "una bajada del precio de medicamentos que están autorizados por el Ministerio para toda España".

La titular de Salud, que ha apuntado al PP como el partido que "está detrás de esta maniobra" y ha acusado a los populares de "defender los intereses de la industria farmacéutica frente a los intereses de los andaluces", ha precisado que "en el tren Avant Sevilla-Córdoba-Málaga que salió ayer a las 17.55 horas, dos destacados dirigentes del sector sanitario del PP de Andalucía estuvieron haciendo gestiones a propósito de este tema".

"Pregúntenle a la señora Corredera y al señor Aguirre", ha avisado Montero, quien ha considerado "extremadamente grave que el PP, una vez más, desarrolle actuaciones que no hagan posible la firma de contratos y pongan en marcha otras medidas que repercuten en el bolsillo de los ciudadanos".

De hecho, ha insistido en que, "en el día de ayer, algunas compañías farmacéuticas nos advirtieron que estaban recibiendo presiones por parte del Ministerio de Sanidad, a través de amenazas de que les obligaban a bajar sus precios en el conjunto de España si firmaban los contratos con la Junta".

EN MANOS DE LA FISCALÍA

"Esto significa que estaban haciendo lo posible porque hoy no se firmaran los contratos que se adjudicaron el lunes, por lo que estamos estudiando legalmente el tema para poner los hechos en manos de la Fiscalía", ha anunciado Montero, para quien "queda bastante claro y palmario que las presiones que hace el PP para perjudicar los intereses de Andalucía llegan a unos extremos que me parecen extremadamente graves".

"La subasta pretende reducir la factura farmacéutica, pero sin reducir la calidad de la prestación, mientras que otras comunidades como Cataluña lo hacen sobre el bolsillo de los contribuyentes", ha concluido.

EL MINISTERIO DE SANIDAD LOS NIEGA

Por su parte, el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad ha contradicho a la Junta de Andalucía y ha negado haber ejercido "algún tipo de presión" contra los laboratorios farmacéuticos para que no firmaran el primer convenio de la subasta de medicamentos puesta en marcha en Andalucía.

Así lo han confirmado a Europa Press fuentes del departamento de Ana Mato después de que la consejera de Salud andaluza, María Jesús Montero, haya acusado tanto al ministerio como al PP de haber tratado de impedir dicha firma, que finalmente se ha producido con sólo cuatro de las once compañías que estaban citadas.

Desde Sanidad recuerdan a la Junta que "siempre se han mostrado abiertos al diálogo" a fin de poder llegar a un acuerdo que impidiese impugnar una norma que, como reconoció la propia ministra recientemente en el Congreso, "no tiene suficientes requisitos de transparencia y garantías, rompe con la unidad de mercado y afecta negativamente al derecho de los andaluces a acceder a los medicamentos en condiciones de igualdad con el resto de los españoles".

Por otra parte, la portavoz del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha declinado pronunciarse a preguntas de los periodistas en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros sobre las presuntas presiones.

Mientras varios de los laboratorios que en el mediodía de este viernes han llevado a cabo el plante a la firma de los contratos de adjudicación para el primer suministro de fármacos mediante concurso público en Andalucía han declinado entrar a valorar el anuncio de Montero.

Fuentes consultadas por Europa Press de los laboratorios Sanofi Aventis, Janssen Cilag y Nycomed Pharma --tres de los siete que no han firmado, junto a Ranbaxy S.L., UCB Pharma, Abbott y Bayer Hispania--, además de la misma patronal de la industria farmacéutica Farmaindustria, han declinado entrar a valorar su no presencia a la firma durante este mediodía en las instalaciones centrales del SAS en Sevilla, así como al anuncio de Montero de poder llevar el caso a la Fiscalía.

Por contra, fuentes de la farmacéutica Bayer Hispania sí han señalado a Europa Press que sus servicios jurídicos entienden que han actuado "conforme a la legalidad vigente" y que, "al no existir una firma de por medio, los contratos no son vinculantes".