23 de febrero de 2006

El Servicio Madrileño de Salud, condenado a indemnizar con 10.900 euros a un hombre que se cayó tras donar sangre

MADRID, 23 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Sección 8ª del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) ha condenado al Servicio de Salud Madrileño a indemnizar con algo más de 10.900 euros a un ciudadano por "falta de diligencia debida" en la asistencia prestada en el Hospital Severo Ochoa de Leganés.

Según informó hoy la Asociación El Defensor del Paciente (ADEPA), el afectado, Javier A.M., fue al centro sanitario a donar sangre el 5 de septiembre de 2001 y durante la extracción se sintió mareado. Posteriormente, el hombre se desvaneció y cayó al suelo, golpeándose violentamente en la cara.

La sentencia del TSJM establece que los profesionales sanitarios que le atendieron durante la extracción de sangre "no se aseguraron de que el cuadro clínico del mareo había remitido por completo", lo que debería haberles llevado a dejar al paciente "en observación el tiempo que fuera necesario para asegurar que los síntomas habían desaparecido".

"El desvanecimiento o lipotimia en las donaciones de sangre, que han de efectuarse en ayunas, es algo previsible y por tanto evitable si los facultativos responsables del donante hubieran actuado con la diligencia debida", añade el texto judicial.