11 de julio de 2012

La SEMFYC pide a los médicos objetar ante la Ley que retira la asistencia sanitaria a inmigrantes ya tratados en España

La SEMFYC pide a los médicos objetar ante la Ley que retira la asistencia sanitaria a inmigrantes ya tratados en España
EUROPA PRESS

MADRID, 11 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (SEMFYC) ha pedido a los médicos recurrir a la objeción de conciencia ante el Decreto de Sanidad que establece la retirada de la asistencia sanitaria a inmigrantes sin papeles que ya están siendo tratados en España. A su juicio, la normativa supone un "conflicto ético" entre los profesionales en relación a su deber con el Sistema Nacional de Salud (SNS) y su deber con estos pacientes.

No obstante, respecto a aquellos inmigrantes en situación irregular que lleguen a España tras la aprobación de esta normativa, la SEMFYC reconoce la "legitimidad" del Gobierno para limitar la prestación sanitaria y recuerda que, en este caso, los médicos tienen la obligación de cumplir la Ley aunque no estén de acuerdo ya que, ha apostillado, no se está atentando contra "ningún principio ético básico".

En este sentido, han abogado por instar al Gobierno de Mariano Rajoy a que ofrezca a este colectivo un "mínimo de prestaciones sanitarias", tal y como establece la Organización Mundial de la Salud (OMS), como son la Atención Primaria, la prevención, las medidas de Salud Pública, la atención urgente, la atención a la discapacidad y el acceso a los medicamentos esenciales.

Ahora bien, según ha comentado el presidente de esta sociedad científica, Josep Basora, los profesionales sanitarios no pueden dejar de atender a quien ya ha sido su paciente dado que, si lo hacen, estarían "vulnerando" el código deontológico médico que les obliga a "velar por el bienestar, la lealtad, la justicia y la autonomía" del enfermo. "No podemos dejar de atender a personas que por situación de perdida del permiso de residencia podrían estar en una situación de indefensión delante de la sanidad", ha recalcado.

Esta disconformidad con la normativa gubernamental ha sido ya comunicada por diferentes vías y foros a la ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ana Mato, "son surgir efecto". Por este motivo, la SEMFYC y las 17 sociedades federadas que la integran han decidido animar a los médicos a emprender acciones legales a título personal, entre ellas la objeción de conciencia, para que se opongan a esta Ley.

INFORME DE ANÁLISIS ÉTICO Y RED DE MÉDICOS OBJETORES

Para ello, la sociedad ha encargado a su grupo de trabajo de Bioética la elaboración del informe 'Análisis Ético ante la retirada de asistencia sanitaria a inmigrantes sin permiso de residencia", que tiene como objetivo "presionar" al Ejecutivo desde diferentes ámbitos sociales, profesionales, políticos y legislativos para conseguir cambiar la normativa y no sólo se limiten estas prestaciones a los casos urgentes sino que se amplíen a una atención sanitaria básica.

"No tenemos ninguna duda respecto a los que es una urgencia vital, pero en el resto de los casos el asunto se convierte en algo demasiado subjetivo y, al final, la decisión del carácter urgente de la demanda quedará al arbitrio de cada profesional. El resultado de esto es echar sobre los hombros de los médicos una responsabilidad que no les corresponde: ser jueces sobre quién y hasta dónde un paciente tiene derecho a que se le atienda", ha recalcado Basora.

Y es que, además, el hecho de que se cambie este aspecto puede promocionar también, a juicio de uno de los autores del informe y miembro del Grupo de Bioética, Abel Novoa, consecuencias económicas positivas debido a que la atención sanitaria preventiva evita que patologías crónicas se compliquen y que los servicios de Urgencia se colapsen.

Asimismo, la SEMFYC va a crear una 'Red de Médicos de Familia alrededor de la Objeción de Conciencia' y un 'Modelo de voluntad de parte del médico de familia' que se transmitirá a la Organización Médica Colegial (OMC), al Ministerio de Sanidad, a los Colegios Médicos Provinciales y a los servicios de salud de las distintas comunidades autónomas que acaten el Real Decreto.

En este sentido, Novoa ha recordado que la objeción de conciencia es un derecho básico que no puede ser "perseguido" por las instituciones y ha asegurado que estas peticiones son contra una ley que "atenta contra la moral personal y profesional" de los médicos.

No obstante, ha puntualizado, los profesionales sanitarios que se acojan a esta objeción de conciencia intentarán "no perjudicar" a los colectivos de ciudadanos que siguen manteniendo todos sus derechos.

"Esto es compatible porque uno se puede distribuir su horario para que no haya retrasos y que se puedan cumplir las dos obligaciones: respetar la Ley, respetar a los ciudadanos que mantienen íntegros sus derechos y, al mismo tiempo, objetar una normativa que nos parece injusta y que creemos que debe ser compensada dentro de nuestro horario laboral y no fuera como un acto caritativo. Queremos seguir atendiéndoles como profesionales del SNS porque en estos momentos son nuestros pacientes", ha señalado Novoa.

Por último, el presidente de SEMFYC ha asegurado que la sociedad tiene la "fuerza, el coraje y la voluntad" de cambiar las cosas y ha recordado que el profesional sanitario "no entiende de crisis económica sino que entiende de valores" y que, actualmente, es cuando los médicos tienen que tener "más presente estos principios éticos".