12 de mayo de 2006

SATSE solicita a la Administración el inicio de la negociación sobre la prescripción enfermera

ZARAGOZA, 12 May. (EUROPA PRESS) -

El Sindicato de Enfermería (SATSE) ha solicitado a la Administración que abra un proceso de negociación para que la legislación española contemple la prescripción de fármacos y productos sanitarios en un catálogo cerrado por parte del colectivo enfermero. Esta es la reivindicación de esta organización en la celebración hoy, del Día Internacional de la Enfermería.

SATSE considera que esa negociación debe realizarse en el marco de un debate "sereno y de respeto" a la normativa vigente, la LOPS y Ley de Cohesión y Calidad del Sistema Nacional de Salud. La organización sindical recuerda que el reconocimiento normativo de esta competencia entre los profesionales de Enfermería ya es una realidad en algunos países como Estados Unidos y otros de nuestro entorno, como Francia, Reino Unido o Suecia.

El Sindicato de Enfermería subraya que esta divergencia entre España y los países de la Unión Europea "supone un perjuicio para el desarrollo y la competitividad del Sistema sanitario público español", ya que "ponemos obstáculos a la libre circulación de profesionales entre los países de nuestro entorno, dando lugar a una manifiesta incoherencia en el Sistema porque los enfermeros no pueden prescribir en España pero sí en el extranjero".

Y todo ello, añade el sindicato, "pese a que la Organización Mundial de la Salud ha reconocido que los enfermeros españoles figuran en la lista de los mejores profesionales sanitarios de Enfermería en el mundo".

SATSE también recuerda las ventajas que se derivarían del reconocimiento normativo de la capacitación enfermera para elegir los fármacos y productos sanitarios más adecuados en un catálogo cerrado para atender determinados problemas de salud de los ciudadanos, avalados por una preparación universitaria en Farmacología General y Farmacología Clínica, llegando hasta los 9,5 créditos.

Entre las principales ventajas, la organización sindical destaca el correcto funcionamiento y el mayor aprovechamiento de los recursos humanos y materiales de los que dispone el SNS, la reducción de la automedicación entre los ciudadanos, incrementa la continuidad en la prestación sanitaria de calidad a los usuarios y da respuesta a las demandas de éstos, al mismo tiempo que favorece el trabajo multidisciplinar y de colaboración entre los profesionales sanitarios y aumenta el nivel de satisfacción profesional entre los enfermeros.