3 de junio de 2015

Satse rechaza el proyecto de Real Decreto de Unidades de Gestión Clínica

MADRID, 3 Jun. (EUROPA PRESS) -

El sindicato de enfermería (Satse) ha rechazado el proyecto de Real Decreto de Unidades de Gestión Clínica en el ámbito de los servicios de salud, realizado por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, al considerar que no garantiza "suficientemente" los derechos de los profesionales de Enfermería.

En concreto, el sindicato ha lamentado que el departamento que dirige Alfonso Alonso haya dado consentimiento previo de la publicación del texto normativo a las organizaciones que, como Satse, acordaron en su día incluir este asunto en el Pacto por la Sostenibilidad y Calidad del Sistema Nacional de Salud (SNS) y trabajar de forma conjunta en su desarrollo.

Además, ha rechazado algunas cuestiones relativas al desarrollo y funciones de las Unidades de Gestión Clínica que, de no corregirse, pueden perjudicar las condiciones laborales de los profesionales de Enfermería que formen parte de las mismas.

Entre otras, Satse ha denunciado que sea la Dirección de la Unidades de Gestión Clínica la encargada de la planificación y propuesta de los horarios, turnos y tareas a desarrollar por cada profesional que integra la misma, entendiendo que debería someterse a la normativa general de aplicación al personal estatutario del servicio de salud correspondiente.

NO HAY "NINGUNA CLÁUSULA" DE GARANTÍA DE LOS DERECHOS ADQUIRIDOS

"Asimismo, en el proyecto normativo no se establece ninguna cláusula de garantía de los derechos adquiridos de cada profesional que se integre en la Unidad, ni que será personal estatutario, y, además, permite que la Dirección establezca un sistema propio de selección de personal directivo y de mandos intermedios. Tampoco menciona la posible reversibilidad del profesional a sus labores anteriores", ha enfatizado.

Del mismo modo, se ha opuesto también a que en el Real Decreto se vincule el funcionamiento de las Unidades de Gestión Clínica a los resultados obtenidos en términos económicos en lugar de los conseguidos en resultados de salud, calidad asistencial y atención al usuario.

Además, ha criticado que se condicione el acceso a los incentivos al grado de cumplimiento de los objetivos generales asignados a la Unidad, ya que no queda definido cómo se hará dicha evaluación, y puede dar lugar a arbitrariedad.

Por otra parte, el sindicato ha avisado de que se deja en total indefinición lo referente a la dirección de las Unidades de Gestión Clínica, pudiendo contar éstas sólo con una estructura de dirección unipersonal, y no deja claro que cualquiera de los profesionales de la Unidad, con formación y capacitación para la gestión, podrá acceder a la Dirección, según marca la LOPS.

Finalmente, ha esperado que en el proceso de tramitación de esta normativa se tengan en cuenta las consideraciones planteadas por la profesión enfermera, las cuales, aunque son de sobra conocidas por el Ministerio de Sanidad, nuevamente serán trasladadas para su toma en consideración.

Para leer más