5 de abril de 2019

Satse rechaza el Plan de Atención Primaria porque "elimina" las medidas contempladas en los borradores iniciales

Satse rechaza el Plan de Atención Primaria porque "elimina" las medidas contempladas en los borradores iniciales
SATSE - ARCHIVO

MADRID, 5 Abr. (EUROPA PRESS) -

El sindicato de Enfermería (Satse) ha rechazado el Plan de Atención Primaria (AP) que está desarrollando el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, y que prevesiblemente se aprobará el próximo 10 de abril el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS), porque no contempla acciones para mejorar la seguridad y calidad en la atención que prestan las enfermeras y fisioterapeutas en este ámbito asistencial, algo que, al parecer, sí estaba incluido en los borradores iniciales.

En una carta dirigida al secretario general de Sanidad, Faustino Blanco, y tras la última reunión mantenida ayer por el grupo de trabajo en el que participa Satse, ha denunciado que el documento se ha quedado en una "mera declaración de intenciones sin posibilidades reales" de ser implementado en el conjunto del Sistema Nacional de Salud (SNS), tras un proceso donde el diálogo y la negociación real con los profesionales "ha brillado por su ausencia".

"El documento conocido hasta la fecha no responde a las expectativas y necesidades del Sistema Nacional de Salud, de las enfermeras y fisioterapeutas y de los pacientes, ya que elimina de un plumazo medidas contempladas en los borradores iniciales y no tiene en cuenta las propuestas realizadas por la organización sindical para mejorar la atención sanitaria y los cuidados a las personas, así como las condiciones y sistemas de trabajo de los profesionales y la sostenibilidad del SNS", ha dicho.

Entre otros compromisos iniciales que ya no se incluyen en el Plan de Atención Primaria se encuentra el de establecer un cupo máximo de 1.500 pacientes por profesional de Enfermería; la realización autónoma de técnicas y procedimientos preventivos, diagnósticos y terapéuticos; garantizar la valoración enfermera presencial, domiciliaria o telefónica en las primeras 24 o 48 horas tras el alta hospitalaria, o el implementar la visita de la enfermera a todos los pacientes que pasan de la consulta de Pediatría a la consulta de personas adultas.

NO RECOGE PROPUESTAS "FUNDAMENTALES" DE SATSE

Asimismo, el documento no recoge propuestas de Satse que considera "fundamentales" para mejorar la seguridad y calidad de la atención sanitaria como, por ejemplo, el que no se planteen presupuestos propios para Atención Primaria; que no se haga referencia alguna a la enfermera escolar; que no se establezca un cupo propio de pacientes para la enfermera, y que no haya ninguna medida para garantizar el registro estadístico de la actividad de estos profesionales.

"Además, no se propone que los concursos de traslados de los/as profesionales lo sean mediante el sistema de concurso abierto y permanente; no se incluyen objetivos ni acciones relacionadas con la seguridad y salud en el trabajo; se excluye a las enfermeras y enfermeros del acceso a la dirección de los centros o áreas de Atención Primaria", ha destacado el sindicato.

De otro lado, Satse ha rechazado también que se imponga la gestión clínica como la "mejor fórmula para la correcta gestión de los centros de AP" y, mucho menos, si ésta cuenta con recursos asignados. Tampoco está de acuerdo en que haya concursos de traslados "específicos" para AP, entendiendo que éstos deben ser generales entre plazas estatutarias de la misma categoría, "caso distinto sería si las plazas están catalogadas de enfermera especialista", añade.

"El Plan de Atención de Primaria es una oportunidad perdida" para la Atención Primaria y para impulsar la labor que deben desarrollar los profesionales de Enfermería y Fisioterapia en un futuro para mejorar la atención sanitaria a los ciudadanos", ha dicho el sindicato para reiterar su disposición a participar en una futura "negociación real y efectiva sobre esta materia, sin las prisas y precipitación de la mantenida hasta ahora, dada la trascendencia que la reforma integral de la Atención Primaria tiene sobre la salud de las personas, las condiciones laborales y profesionales de los enfermeros, enfermeras y fisioterapeutas y la sostenibilidad del SNS".