14 de septiembre de 2015

Satse pide a Rajoy una tasa de reposición del 150% para Enfermería

MADRID, 14 Sep. (EUROPA PRESS) -

   El sindicato de Enfermería Satse ha remitido una carta al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, para pedirle que con la recuperación económica se garantice la vuelta a la jornada de 35 horas semanales, un aumento de las retribuciones y nuevas ofertas públicas de empleo que permitan una tasa de reposición del 150 por ciento en la sanidad pública.

   En su misiva, el presidente del sindicato, Víctor Aznar, defiende la adopción de medidas para garantizar la recuperación de los derechos laborales y económicos que estos profesionales sanitarios han pedido por los recortes en los años de crisis. Sobre todo cuando, según el propio gobierno, ahora España se encuentra en un periodo de recuperación económica.

   "Ha llegado la hora de compensar el esfuerzo de los profesionales sanitarios que estos años de crisis han contribuido a la recuperación económica del país con su trabajo y esfuerzo personal", ha defendido, al tiempo que considera "claramente insuficientes" las medidas ya aprobadas por el Gobierno, como la devolución progresiva de la paga de 2012 y de días de libre disposición.

   Entre sus propuestas, Satse considera prioritaria la vuelta a la jornada laboral de 35 horas semanales, la promoción de nuevas ofertas de empleo público para evitar la alta temporalidad y precariedad actual, la descongelación e incremento de las retribuciones previstas para el personal público, incluyendo la devolución completa de la paga extraordinaria que se suprimió, y la restitución de la retribución integra de las pagas extra que se percibían antes de la crisis sin merma alguna.

   Asimismo, se pide el incremento acorde con la realidad de la tasa de reposición de efectivos, reducida durante años al 10 por ciento, por lo que a su juicio debería estar en torno al 150 por ciento para "compensar la pérdida de miles de profesionales de Enfermería en ese periodo".

   Otra reivindicación es el desbloqueo de los pactos y convenios que regulaban las condiciones laborales de los empleados públicos, que se encuentran suspendidos, y que el Estatuto Básico del Empleado Público, deje de ser una ley de máximos y vuelva a serlo de mínimos.

Para leer más