Satse inicia una recogida de firmas para que el Congreso debata una ILP que garantice por ley un aumento de enfermeras

Satse inicia una recogida de firmas para que el Congreso debata una ILP que garantice por ley un aumento de enfermeras
8 de octubre de 2018 SATSE

MADRID, 8 Oct. (EUROPA PRESS) -

El sindicato de Enfermería (Satse) va a impulsar una recogida de firmas para que el Congreso de los Diputados debata una iniciativa legislativa popular (ILP) en la que se garantice por ley un número máximo de pacientes por enfermera en el sistema sanitario.

Para que la Cámara Baja pueda analizar esta iniciativa se necesita un mínimo de 500.000 firmas, algo que el sindicato espera conseguir a través de la instalación de mesas y puestos informativos en los centros sanitarios, hospitales y espacios públicos de toda España.

Además, según ha informado el presidente de Satse, Manuel Cascos, se van a llevar a cabo reuniones con responsables de administraciones públicas, partidos políticos con representación parlamentaria, instituciones, organismos sanitarios nacionales e internacionales, asociaciones de pacientes, así como con el Ministerio de Sanidad, representantes de los parlamentos autonómicos, diputaciones, ayuntamientos, Congreso y Senado.

Del mismo modo, la campaña incluye difusión de material informativo, vídeos temáticos, testimonios de personalidades públicas, ciñas de radio, espacios en prensa, vallas, marquesinas y desarrollo de estrategias específicas de comunicación 'on line' y 'off line'.

ESPAÑA ESTÁ EN 'CUARTA REGIONAL' EN DOTACIÓN DE ENFERMERAS

"En España no se juega ni en primera, segunda o tercera división, sino que estamos en cuarta regional en cuanto a la dotación de enfermeras", ha denunciado Cascos, aludiendo a un estudio realizado recientemente por el sindicato en el que se mostraba que España necesita unas 131.000 profesionales de Enfermería más para alcanzar, al menos, la media de la Unión Europea.

Y es que, tal y como ha recordado, no existe una legislación específica que regule la asignación de número máximo de pacientes por cada enfermero, siendo las comunidades autónomas las que fijan el ratio en función de criterios "meramente económicos". No obstante, los países que cuentan con leyes en esta línea son Canadá, Australia y algunos estados de Estados Unidos, siendo inexistente esta normativa en todos los países europeos.

Ahora bien, el sindicato ha insistido en la necesidad de crear una ley que obligue a un número máximo de pacientes por enfermera, recordando que se ha demostrado que un incremento del 10 por ciento en las plantillas de profesionales Enfermeros reduce un siete por ciento la mortalidad de los pacientes.

Por ello, Satse propone que, como regla general, en las unidades de hospitalización se asigne un máximo de ocho pacientes por enfermera; en las Unidades de Cuidados Críticos un máximo de dos, si bien este número podría incrementarse hasta tres enfermos en Unidades Coronarias; un límite de tres en las Unidades de Reanimación Postquirúrgicas y en las áreas quirúrgicas; y no superar las 1.500 tarjetas sanitarias por enfermera en los servicios de Atención Primaria.

"Los gobiernos están dando la espalda al sistema sanitario, tanto al público como al privado, porque no invierten en la Enfermería y hacen lo contrario que en Europa donde sí apuestan por estos profesionales y, por tanto, por la seguridad que prestan a los pacientes. Por tanto, nuestra demanda es justa, posible y necesaria tanto para los ciudadanos como para los profesionales", ha zanjado Cascos.