Satse, sobre la farmacia comunitaria: "Quiere convertirse en el Amazon de los fármacos a costa de los ciudadanos"

Satse, sobre la farmacia comunitaria: "Quiere convertirse en el Amazon de los fármacos a costa de los ciudadanos"
19 de septiembre de 2018 EUROPA PRESS/HOSPITAL VIRGEN DEL ROCÍO - ARCHIVO

MADRID, 19 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Sindicato de Enfermería Satse ha criticado que la farmacia comunitaria "quiere convertirse en el Amazon de los fármacos a domicilio y, así, ganar más dinero a costa de la salud de los ciudadanos, especialmente de colectivos sensibles, como las personas mayores".

A través de un comunicado, Satse reitera que la farmacia comunitaria "no es otra cosa que un nuevo modelo de negocio que ambicionan desde hace años los farmacéuticos de las empresas privadas para hacer caja, incluso en el propio domicilio de pacientes y ciudadanos". Consideran que su implantación "les abriría las puertas de los hogares españoles para posibilitar la venta de fármacos y otros múltiples productos, como cremas, fajas, geles, gafas o champús".

En este sentido, desde la organización sindical se insiste en que las oficinas de farmacia quieren buscar "nuevos nichos de negocio, como ya han hecho grandes compañías, como Amazon o Ali Express, llevando sus productos al domicilio de los ciudadanos".

Un "claro y suculento" negocio, a juicio del sindicato, que los farmacéuticos "no quieren dejar escapar, de ahí los cada vez mayores recursos que están destinando, en forma de congresos, jornadas, eventos o campañas, para que las administraciones sanitarias públicas y la ciudadanía en su conjunto vean con buenos ojos su propuesta privatizadora de la sanidad pública".

"Si realmente quieren que nos creamos que con la farmacia comunitaria solo quieren dar un mejor servicio sanitario, les proponemos que no pidan a las administraciones sanitarias públicas o al ciudadano que, además, les paguen por ello, dado que, con su abultado margen de beneficios, tampoco les acarrearía ningún problema económico", agregan desde Saste.

En este sentido, el sindicato recalca el hecho de que los farmacéuticos "obtendrían beneficios por dos lados: las ventas directas de productos a los ciudadanos y lo que les cobren a las consejerías de sanidad de las comunidades autónomas por concertar con ellos el que realicen determinados servicios asistenciales en los hogares y en sus oficinas, que desde siempre vienen realizando enfermeras y médicos con excelencia".

"¿Por qué pagar más por hacer algo que ya realizan los profesionales de los distintos servicios de salud si no es, en el caso de la consejerías, para ir progresivamente privatizando servicios?", se pregunta retóricamente Satse, para a continuación reiterar que la farmacia comunitaria y la privatización de la sanidad son "dos caras de la misma moneda".