13 de enero de 2006

El SAS obtiene la certificación de calidad de Aenor por su sistema de gestión ambiental

SEVILLA, 13 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Asociación Española de Normalización y Certificación (Aenor) ha entregado al Servicio Andaluz de Salud (SAS) la certificación que avala la calidad del Sistema Integrado de Gestión Ambiental implantado en el sistema sanitario público andaluz.

Esta acreditación respalda los esfuerzos de la administración sanitaria por alcanzar elevados niveles de calidad en la prestación de servicios y supone un reconocimiento expreso a la gestión ambiental, según informó la Consejería de Salud en un comunicado remitido a Europa Press.

Con esta acreditación, la Junta señaló que se reconocen las actuaciones realizadas por la Consejería de Salud para minimizar el impacto ambiental que pueda producirse por la actividad desarrollada en los centros sanitarios y que son inherentes a la misma, tales como la producción de residuos, las emisiones atmosféricas, los vertidos, así como el consumo de recursos naturales (agua, combustible y energía), entre otros. La gestión ambiental desarrollada por la Consejería de Salud responde además a la preocupación social por lograr el máximo respeto al medio ambiente.

Para lograr estos objetivos, la Consejería de Salud recordó que diseñó, en 2004, el sistema integral de gestión ambiental, que incorpora los elementos necesarios para gestionar con criterios ambientales todas sus instalaciones. En este contexto, el SAS mantiene un control constante de aquellos aspectos ambientales que pueden producir algún tipo de contaminación ambiental y ha establecido actuaciones, a corto y medio plazo, para optimizar la gestión de sus residuos.

Junto a las actuaciones desarrolladas hasta el momento, en el primer trimestre del año, la Consejería indicó que se pondrá en marcha un nuevo Plan de Gestión de Residuos, que sustituirá al existente hasta ahora, incorporando novedades en materia de clasificación y tratamiento de residuos. En 2005, la cantidad de residuos generados se elevó a 16.493 toneladas. La inversión que realiza la Consejería de Salud en el tratamiento de estos residuos supera los dos millones de euros anuales.

La implicación de los profesionales en el proceso de gestión de los residuos es para la Junta fundamental, de ahí que, permanentemente, apuntó que se realicen cursos de formación y charlas informativas para lograr una mayor concienciación.

De hecho, según Salud, en la obtención de esta acreditación de calidad ha jugado un papel decisivo la formación, tanto general como específica, del conjunto de profesionales. En 2005, más de un centenar de profesionales participaron en actividades formativas. Asimismo, todos los profesionales que se incorporan por primera vez a un centro sanitario reciben información básica sobre clasificación de residuos en su puesto de trabajo.

La gestión medioambiental estará presente además en las pautas de aprovisionamiento de bienes y servicios, por lo que tendrán en cuenta las características ambientales de los productos en su adquisición. De igual manera, se están modificando las condiciones de contratación de empresas proveedoras de servicios al SAS, de forma que en las cláusulas y pliegos de condiciones de los concursos públicos se establecen los criterios necesarios para que las empresas adjudicatarias desarrollen su actividad respetando el medio ambiente. Concretamente, este año se va a abordar el sector de la limpieza de los centros, que conlleva una amplia implicación ambiental.

De otro lado, los centros sanitarios están incorporando elementos tecnológicos ecológicos como paneles solares, que potencien el uso de energías limpias, lo que supone una clara apuesta de la Consejería de Salud por la conservación del medio y el desarrollo sostenible.