16 de septiembre de 2015

Sanidad y sociedades científicas crean un documento para mejorar la asistencia al pacientes con EPOC que exacerba

MADRID, 16 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, junto a la Sociedad Española de Patología respiratoria y Cirugía Torácica (SEPAR), y otras nueve sociedades científicas, han elaborado el documento 'Proceso Asistencial Integrado del Paciente EPOC que Exacerba ('PAI-PACEX')', que tiene como objetivo mejorar la asistencia integral a los afectados más gravemente por esta patología.

Y es que, la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), quinta causa de muerte en España, es un importante problema de salud pública. De hecho, un 10 por ciento de la población comprendida entre los 40 y los 80 años, padece esta enfermedad de evolución crónica y progresiva, con una elevada comorbilidad asociada.

Además, el coste total asociado a esta enfermedad equivale al 0,2 por ciento del Producto Interior Bruto y se estima que más del 70 por ciento de los casos permanece sin diagnosticar. En este sentido, la alta prevalencia de esta patología y su infradiagnóstico, unido a la carga de enfermedad que genera y al alto coste que supone para los servicios sanitarios públicos, justificaron la elaboración de la Estrategia Nacional de EPOC en el año 2009.

En concreto, el departamento que dirige Alfonso Alonso elaboró la Estrategia Nacional de EPOC, la cual se ha evaluado y actualizado en 2013 y 2014, contando con la colaboración de todos los agentes implicados: sociedades científicas tanto de primaria como de especializada, responsables de la administración sanitaria de todas las comunidades autónomas y los pacientes como centro de la asistencia sanitaria.

LAS EXACERBACIONES IMPACTAN EN EL CONSUMO DE RECURSOS SANITARIOS

Ahora bien, la cronicidad de la EPOC se suele complicar por la aparición de exacerbaciones (agudizaciones) que tienen un impacto negativo en el consumo de recursos sanitarios y económicos, en los síntomas, en el estado de salud percibida y, lo más importante, en la supervivencia de la enfermedad.

Es por ello que la atención a las exacerbaciones de la EPOC constituye una de las líneas de la estrategia. Su objetivo general es proporcionar un tratamiento adecuado a las personas con EPOC que presentan exacerbaciones en su domicilio o en el nivel asistencial más apropiado.

Del mismo modo, la iniciativa espera implantar vías clínicas, protocolos o procesos asistenciales de atención a la exacerbación de la EPOC, basados en la mejor evidencia científica. También, en el apartado de 'Recomendaciones' de la estrategia se hace hincapié en el desarrollo de programas integrales específicos para la atención de pacientes con frecuentes exacerbaciones, los denominados frecuentadores, como constitutivos de un grupo de alto riesgo.