13 de noviembre de 2006

Sanidad recurre el decreto de Madrid que desarrolla la Ley de Prevención del Tabaquismo

MADRID, 13 Nov. (EUROPA PRESS) -

La ministra de Sanidad y Consumo, Elena Salgado, anunció hoy que su Departamento presentó un recurso el pasado viernes ante el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) contra el decreto de la Comunidad de Madrid que desarrolla la Ley de Prevención del Tabaquismo. A juicio de la ministra, el decreto de Madrid "es la suma de todas las flexibilidades", contraviene al Consejo de Estado y supone "una flagrante violación de la Ley".

Salgado, que también ha solicitado la suspensión de la norma autonómica, indicó que en el caso de Madrid "ya son muchos los meses que se conocen las líneas básicas" y ya ha habido ocasión para manifestarse sobre las mismas. "No es momento de requerimientos para que procedan a su modificación, es momento de defender la salud de los madrileños", agregó la ministra en una rueda de prensa ofrecida con motivo de la presentación de una campaña sobre desayunos saludables.

Según Salgado, el Ministerio "tiene que ser muy consistente en la lucha contra el tabaquismo, y esa es la mejor noticia que podemos darle a las personas que están enfermas de enfermedad obstructiva crónica y prevenir más casos en el futuro".

Se trata del cuarto recurso presentado por el Ministerio de Sanidad contra los decretos autonómicos que desarrollan la Ley, tras los interpuestos en La Rioja, Castilla y León y Comunidad Valenciana, autonomías todas ellas gobernadas por el PP, si bien el Ministerio considera que el madrileño es "el que va más allá".

En su recurso al decreto riojano, cuya presentación fue anunciada el pasado viernes, Sanidad considera que el decreto incumple la norma estatal en diferentes aspectos, entre ellos el referido a la necesidad de compartimentar los espacios dedicados a fumadores en los locales de restauración.

Según el Ministerio, esto supone "una merma en la protección de la salud de los ciudadanos riojanos, que no verán garantizado su derecho a no respirar aire contaminado por el humo del tabaco en los bares y restaurantes de más de 100 metros cuadrados".

Además, destaca que la propuesta de instalar aparatos extractores de humo en las zonas de fumadores "no supone en absoluto una solución efectiva, tal como ha reconocido la propia Organización Mundial de la Salud, puesto que estos extractores podrían llegar a eliminar los malos olores que produce el tabaco pero no evitan que los vapores tóxicos y cancerígenos del humo del tabaco lleguen también a la zona de no fumadores".

La norma riojana permite también que en los bares y cafeterías ubicados en centros de trabajo se puedan habilitar zonas para fumadores, lo que es "abiertamente contrario" a la ley estatal. El decreto autoriza asimismo que en las celebraciones privadas en locales de restauración se pueda permitir el consumo de tabaco.