9 de enero de 2012

Sanidad evalúa implantar unidades de mama de referencia para las mujeres portadoras con implantes PIP

Sanidad evalúa implantar unidades de mama de referencia para las mujeres portadoras con implantes PIP
FDA/EUROPA PRESS

MADRID, 9 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad y las comunidades autónomas han analizado conjuntamente la oportunidad de establecer una unidad de mama de referencia en cada servicio de salud a la que puedan acudir las mujeres portadoras de los implantes

mamarios Poly Implant Prothese (PIP) para su valoración y consulta.

Esta posibilidad, que podría estar disponible para aquellas mujeres a las que "no les sea posible acudir a la clínica privada donde fueron implantadas", ha sido valorada este lunes dentro de la reunión que ha mantenido el Comité Técnico de Inspección de la Agencia de Medicamentos y Productos Sanitarios, donde están representadas todas las consejerías de sanidad, para determinar las acciones a seguir acerca de los implantes mamarios PIP.

En la reunión, según ha informado Sanidad, se han adoptado diversas medidas para garantizar la continuidad asistencial de las mujeres portadoras de prótesis PIP. Así, Sanidad mantiene las recomendaciones de la Unión Europea de seguimiento médico periódico y recuerda que, siempre que no exista rotura o síntomas que lo aconsejen, "la decisión de la explantación es individual".

No obstante, recuerda que "la prioridad del Sistema Nacional de Salud es la salud y la seguridad de las mujeres que se han sometido a implantes mamarios PIP", y, por tanto, apoya la extracción "si, una vez hecha la consulta al cirujano, la paciente sigue preocupada y ambos consideran que lo mejor es realizar la intervención".

En tal caso, precisa Sanidad, el SNS reemplazará los implantes si la cirugía original fue realizada por el mismo, de acuerdo a sus protocolos clínicos en mujeres mastectomizadas y, recuerda, "los reimplantes por cirugía estética no están en la cartera de servicios del SNS".

Asimismo, se ha verificado el seguimiento que en los servicios de salud del SNS se está realizando de las mujeres implantadas en los servicios públicos. Y manifiesta su esperanza para que desde el sector privado ofrezca el mismo servicio a sus pacientes.

"Las aseguradoras privadas tienen el deber de ofrecer el seguimiento y cuidado apropiado a las pacientes que han tratado. Las autoridades sanitarias velarán para que no queden mujeres sin atender, cuando exista indicación médica de explantación", explican.

DIVERSAS REUNIONES INFORMATIVAS

Este encuentro se enmarca en una serie de actuaciones que se están llevando a cabo en relación a las recomendaciones para las pacientes que llevan estas prótesis. La semana pasada se celebraron sendas reuniones con expertos de sociedades científicas y de la Organización Médica Colegial. También se reunió el Comité de Seguridad Sanitaria de la Comisión Europea para revisar la última información disponible acerca de los implantes, y valorar si deben mantenerse las recomendaciones dirigidas a las mujeres portadoras actualmente vigentes.

Fruto de estas reuniones se ha establecido que no existe ningún nexo que vincule las prótesis PIP con el desarrollo de tumores. Asimismo, se ha llegado a la conclusión de que no hay suficientes evidencias para recomendar de forma sistemática la extracción inmediata y preventiva. Por tanto, las recomendaciones actuales siguen plenamente vigentes.

De acuerdo con estas recomendaciones, como ya venían manifestando desde Sanidad no es necesaria la explantación salvo que exista rotura o síntomas mamarios que así lo aconsejen. Por tanto, las portadoras de una prótesis PIP deben acudir a su cirujano, clínica o servicio médico donde se le realizó el implante para revisar el estado de las prótesis y decidir conjuntamente con el cirujano si es adecuado proceder a su extracción.

Sólo en los casos en los que no sea posible acudir de nuevo a la clínica privada para una consulta médica, Sanidad y las CCAA han valorado la oportunidad de establecer una unidad de referencia. De forma complementaria, la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética va a colaborar ofreciendo su red de cirujanos para atender de forma individualizada a las pacientes que lo deseen.

Por otra parte, para el seguimiento de la situación de las prótesis PIP en España y revisión de los protocolos de implantación de prótesis mamarias, se ha constituido una comisión permanente, compuesta por expertos de las sociedades médicas implicadas, representantes del Instituto de Salud Carlos III (Centro Nacional de Epidemiología) y Sanidad.

Esta comisión estudiara la información recogida sobre prótesis mamarias y situación de salud de las mujeres afectadas por esta alerta, que permita la elaboración de un estudio epidemiológico. Para ello se establecerá un procedimiento adecuado.