4 de abril de 2019

Sanidad estudia permitir la profilaxis preexposición contra VIH, aunque Carcedo advierte que no previene de otras ETS

Sanidad estudia permitir la profilaxis preexposición contra VIH, aunque Carcedo advierte que no previene de otras ETS
MARTA FERNÁNDEZ JARA - EUROPA PRESS - ARCHIVO

ALICANTE, 4 Abr. (EUROPA PRESS) -

La ministra de Sanidad, María Luisa Carcedo, ha señalado este miércoles que el ministerio está estudiando la profilaxis preexposición contra el VIH, aunque ha advertido que esa medicación no previene de otras enfermedades de transmisión sexual(ETS).

Carcedo se ha pronunciado así, a preguntas de los medios, al ser cuestionada este miércoles en Alicante por la petición que se ha hecho desde el XIX Congreso Nacional sobre el Sida e Infecciones de Transmisión Sexual (ITS) para implementar esa medida como ya hacen en Reino Unido, Nueva Zelanda y California y ante el descenso del número de contagios.

En ese sentido, la ministra ha asegurado que se está trabajando en la profilaxis para "identificar bien qué indicaciones puede tener", aunque ha recordado que "no previene otras enfermedades de transmisión sexual".

Y ha subrayado que "tampoco es una vacuna; no es una prevención definitiva sino puntual". "Con esas limitaciones habrá que estudiar qué tipos de indicaciones se pueden establecer conociendo cuál es su alcance y sus limitaciones", ha señalado y ha incidido que esas otras ETS "están repuntando, lamentablemente, entre nuestros jóvenes".

Por ello, ha reclamado que la ciudadanía "no se puede confiar" porque se podría llevar a "confusión" y a "interpretaciones erróneas" que pueden derivar en "contagios que pueden ser prevenidos y evitados".

"Hay que conocer el alcance real y las limitaciones que conlleva", ha planteado para rechazar que con esas medidas se "cura todo y se previene todo, y todas las veces".

Maria Luisa Carcedo ha recordado que se conoce cómo se transmite y por ello "hay que poner el acento en prevenir". "Sabemos que no tiene una curación definitiva, tenemos un tratamiento que cronifica la enfermedad, del que hace años no disponíamos", ha sostenido.

Así, ha ratificado que la aspiración del ministerio pasa por la "curación" y "la investigación", y ha insistido en que "este nuevo tratamiento" es "preventivo" y ha reiterado "conocer en qué casos y condiciones es eficaz" y que no es "para todos los casos" porque se corre el riesgo de relajar "otras medidas preventivas que sí son eficaces para otras enfermedades".

La ministra ha argumentado que se está viviendo un "repunte" de las enfermedades de transmisión sexual y "en jóvenes". "Debemos poner todos los mecanismos, sobre todo informativos que haya que poner en marcha", ha planteado.

Por ello, ha opinado que ese repunte entre los jóvenes puede indicar que se ha producido "una relajación" en ese grupo de población y ha defendido "reforzar" las campañas y "poner en marcha educación sexual en los centros escolares para que puedan aprender desde jóvenes mecanismos para evitar las enfermedades de transmisión sexual".

3.400 NUEVOS CASOS

Carcedo ha instado a administraciones públicas, profesionales y sociedad civil involucrados en la respuesta a la infección por el VIH a "no bajar la guardia" y es que cada año se producen en nuestro país cerca de 3.400 nuevos diagnósticos del VIH y más del 29% de los nuevos diagnósticos se producen en personas menores de 30 años.

Al respecto, los jóvenes son también el grupo "más afectado", ya que en 2016 las tasas de infección gonocócica más elevadas se produjeron en el grupo de 20 a 24 años; las tasas de sífilis más altas afectaron al grupo de edad de 25 a 34 años; y el 53% de los casos de infección por Chlamydia trachomatis se produjo en mujeres de entre 25 y 34 años.

"Son datos que ponen de manifiesto por qué es tan necesaria una adecuada educación sexual", ha asegurado.

La población joven y adolescente, ha señalado María Luisa Carcedo, "continúa siendo un grupo clave en términos de vulnerabilidad pero también tiene el potencial para cambiar las actitudes y los comportamientos que son la base no solo de la infección por el VIH sino también de las Infecciones de Transmisión Sexual".

La ministra ha recordado que la Ley Orgánica 2/2010, de 3 de marzo, de Salud Sexual y Reproductiva y de la Interrupción Voluntaria del Embarazo, insta a que los poderes públicos en el desarrollo de sus políticas sanitarias, educativas y sociales, garanticen la información y la educación afectivo-sexual y reproductiva en los contenidos formales del sistema educativo.

"No se trata de regresar al pánico como opción", ha trasladado María Luisa Carcedo. "Se trata de concienciar de que la prevención sigue tan vigente como cuando hace casi 40 años se detectó el primer caso".

La ministra ha abogado por "la necesaria revitalización" de la Estrategia de Salud Sexual que el Consejo Territorial del Sistema Nacional de Salud aprobó en 2010 "y que está impulsando el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social".

Durante su intervención, la ministra ha reiterado el compromiso del Gobierno con la eliminación del estigma y la discriminación "y construir esos entornos que favorezcan la igualdad de trato y de oportunidades de todas las personas".

Un compromiso que ya quedó plasmado en el Pacto Social por la No Discriminación y la Igualdad de Trato Asociada al VIH, presentado el pasado 27 de noviembre por la ministra Carcedo y el ministro de Interior, Fernando Grande Marlaska.

Precisamente, horas antes de su intervención en el XIX Congreso Nacional sobre el Sida e ITS tuvo lugar la primera reunión del Comité de desarrollo y seguimiento del Pacto Social. "Ello pone de manifiesto la prioridad que le hemos dado y el compromiso para la acción del conjunto de personas que lo han venido impulsando desde hace años".

La ministra ha mencionado el lema del Congreso, "Más allá del VIH, construyendo futuro" para situarse ante "un horizonte de acción". "Una acción para mejorar la calidad de vida de las personas que viven con VIH y asegurar el ejercicio de sus derechos combatiendo la discriminación y actuando para una igualdad efectiva de trato en nuestra sociedad".

María Luisa Carcedo ha apelado a la "necesidad de coordinación" entre administraciones públicas, la academia y la investigación, profesionales de la salud y otras disciplinas involucrados en la respuesta a la infección por el VIH y el sida, "y por supuesto, con las personas que conviven con la infección, los agentes sociales y la sociedad civil".