31 de julio de 2006

Sanidad, CEOE y SEOPAN acuerdan medidas adicionales para reducir el riesgo de golpes de calor en los trabajadores

El Ministerio confirma que las personas fallecidas hasta el sábado por golpes de calor "son 9 y no 11"

MADRID, 31 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Ministerio de Sanidad, la Confederación Española de Asociaciones Empresariales (CEOE) y la Patronal de la Construcción SEOPAN han llegado a un acuerdo para poner en práctica "medidas adicionales" con el objeto de reducir el riesgo de los golpes de calor entre las personas que trabajan al aire libre, tal y como avanzó el viernes la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega.

La ministra de Sanidad hizo este anuncio el sábado durante su visita al Centro de Coordinación que la Cruz Roja tiene en El Plantío (Madrid), donde estuvo acompañada por la secretaria de Estado Servicios Sociales, Familias y Discapacidad, Amparo Valcarce, por el secretario general de la Cruz Roja Española, Leopoldo Pérez Suárez, y por el director general de Salud Pública del Ministerio, Manuel Oñorbe.

Según explicó en rueda de prensa, las medidas han tenido una acogida "excelente" por parte de la CEOE y SEOPAN, que transmitirán "a partir del lunes" a todos sus asociados la necesidad de que en todos los lugares donde haya trabajadores que desarrollen una actividad al aire libre haya una suficiente provisión de agua, que se habiliten espacios protegidos del sol para los periodos de descanso y que en los casos en los que no sea obligatorio el uso del casco se proporcionen sombreros de tela para protegerse del sol.

Aunque no existe una fecha fija de implantación de dichas medidas, la titular de Sanidad afirmó que la CEOE y SEOPAN han asegurado su pronta incorporación y que las soluciones se "discutirán a la vista la magnitud del problema" en cada momento.

A pesar señalar que estas medidas son únicamente "recomendaciones" y no son obligatorias, Salgado quiso destacar que ya ha hablado "con algunos grandes empresarios del sector de la construcción personalmente", quienes le han asegurado que éstas son "factibles".

El 'Plan de Acciones Preventivas de los Efectos del Exceso de Temperaturas sobre la Salud 2006' tiene como objetivo "prevenir y reducir los efectos negativos que el calor excesivo tiene sobre los ciudadanos, especialmente sobre los colectivos más vulnerables".

Para ello, el Ministerio trabaja en colaboración con el Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales, la Federación Española de Municipios y Provincias (Femp), la Cruz Roja y Cáritas Española desde el pasado 1 de junio con un teléfono 24 horas, con el que ya se ha ayudado a "120.000 personas directamente y a algo más de un millón indirectamente", puntualizó la secretaria de Estado de Servicios Sociales, Familias y Discapacidad, Amparo Valcarce, en referencia a la ayuda telefónica que, hasta el 20 de julio, ha gestionado un total de 5.932 llamadas, según datos del Ministerio de Sanidad.

"ESPAÑA NO ALCANZA EL NIVEL ROJO".

"España aún no ha alcanzado el nivel rojo", que determina un nivel de emergencia, "sino que está en el nivel amarillo en Castellón y Gerona", puntualizó Salgado el sábado refiriéndose a los barómetros que utiliza el Instituto Nacional de Meteorología para establecer los diferentes niveles de riesgo y que conforman uno de los principales ejes de actuación del Plan.

Respecto a los datos de mortalidad, que también está siendo controlados, el Ministerio confirmó que las personas fallecidas este verano por golpes de calor hasta el pasado sábado "son 9 y no 11" aclarando que los dos ancianos fallecidos en Aragón lo hicieron "por otras patologías", apuntó Salgado. Esto rebaja el número de fallecidos a 9, de los cuales uno se ha dado en Murcia, otro Galicia, otro dos Extremadura y Baleares, dos también en Andalucía y tres en Cataluña.

Entre las recomendaciones que el Ministerio hace y con las que intentan evitar casos como el de la ola de calor de 2003, en la que la tasa de mortalidad "superó en 12.919 personas" a la tasa habitual, recordó la ministra, se encuentran el evitar la exposición directa al sol, beber abundante agua, refrescarse cada vez que se necesite y evitar la realización de esfuerzo físico en las hora de más calor, entre otras. El plan de información a la población se reanudará el próximo 1 de agosto con un presupuesto de 1,2 millones de euros.