20 de mayo de 2014

Salud no tiene intención de solicitar un laudo arbitral en el conflicto del transporte sanitario

Vera espera que la huelga "pueda acabar cuanto antes" y que trabajadores y empresas "puedan llegar a un entendimiento"

PAMPLONA, 20 May. (EUROPA PRESS) -

La consejera de Salud del Gobierno de Navarra, Marta Vera, ha asegurado que su departamento no tiene intención de solicitar un laudo arbitral en relación con el conflicto laboral existente entre las empresas concesionarias del transporte sanitario y los trabajadores del sector.

Vera, en una comisión parlamentaria solicitada por el PSN, ha querido dejar claro que el departamento que dirige "no ha solicitado en ningún momento un laudo arbitral obligatorio" en este conflicto y ha asegurado que no tiene intención de hacerlo.

"Únicamente en el caso que se detectara un riesgo para la salud de los ciudadanos deberíamos actuar por responsabilidad solicitando un arbitraje, pero no es el caso y no creemos que vaya a ser, ya que están cumpliendo con los servicios mínimos", ha expuesto la consejera.

En este sentido, ha asegurado que desde su departamento se está llevando a cabo "un seguimiento exhaustivo" de la huelga que están secundando los trabajadores y que está velando por que "se cumplan los servicios mínimos que se han establecido".

"En todo momento los servicios mínimos se están cumpliendo y dado que se trata una huelga de los trabajadores con sus empresas en el marco de una negociación de sus condiciones laborales no creo que debamos intervenir", ha opinado la consejera.

De este modo, ha mostrado su "absoluto" respeto al conflicto del transporte sanitario y ha esperado que la huelga "pueda acabar cuanto antes" y que trabajadores y empresas "puedan llegar a un entendimiento".

Mientras tanto, ha remarcado, su departamento está "garantizando" el servicio tanto urgente como programado. "En eso es en lo que estamos", ha dicho la consejera, quien ha destacado que los concursos que saque el departamento a finales de año pueden ser "un punto de partida para evitar estas situaciones, aunque puede haber conflictos laborales en cualquier momento".

PIDEN LA IMPLICACIÓN DEL GOBIERNO

En el turno de réplica de los grupos parlamentarios, el socialista Samuel Caro se ha alegrado de que el departamento no tenga intención de solicitar un laudo arbitral, una herramienta para la que, en su opinión, "no hay motivos porque se están cumpliendo los servicios mínimos". "Los trabajadores están demostrando su responsabilidad", ha opinado.

Por parte de UPN, Antonio Pérez Prados ha agradecido las explicaciones de Vera sobre un asunto que "ya ha sido debatido en comisión" y ha remarcado que "no se ha producido ninguna disminución en el Presupuesto" destinado al transporte sanitario, "sino al contrario ha ido aumentando desde el año 2010".

En representación de Bildu, Maiorga Ramírez ha considerado que Vera ha demostrado en su intervención "una gran lejanía sobre el servicio" y ha defendido que el Ejecutivo "no puede estar con los brazos cruzados" en este tema. "No hay derecho, no se puede alegar que es cuestión de las empresas, exigimos una intervención directa del Gobierno", ha agregado.

En términos similares se ha pronunciado la parlamentaria de Aralar-NaBai Asun Fernández de Garaialde, quien ha opinado que el Ejecutivo "tiene responsabilidad sobre lo que esta pasando en el transporte sanitario". "Es un servicio que tiene que dar el Gobierno y es su responsabilidad que se dé con calidad y en buenas condiciones laborales para los trabajadores", ha expuesto.

Por su parte, Enrique Martín de Marcos, del PPN, ha deseado que llegue "una pronta solución que satisfaga a ambas partes" en este conflicto laboral "prolongado y en el que las negociaciones están rotas" y ha pedido a la consejera que "si puede llevar a cabo algún servicio de mediación lo lleve adelante".

Finalmente, Txema Mauleón, de Izquierda-Ezkerra, se ha congratulado de que no se vaya a aplicar un laudo arbitral y ha pedido al Gobierno foral que "sea exigente con las empresas para que cumplan la ley y los convenios laborales". "Eso también es responsabilidad del Ejecutivo foral", ha concluido.