10 de mayo de 2015

Salud controla a 88 cooperantes catalanes que han estado en países afectados

En Cataluña ha habido un centenar de sospechas, aunque el protocolo se ha activado tres veces

Salud controla a 88 cooperantes catalanes que han estado en países afectados
EUROPA PRESS

BARCELONA, 10 May. (EUROPA PRESS) -

La subdirección general de Vigilancia y Respuesta a Emergencias de Salud Pública (SGVRESP) de la Generalitat ha realizado el seguimiento de 88 cooperantes que han retornado a Cataluña tras desplazarse a países africanos afectados por el brote del virus del ébola, declarado a principios del año pasado.

Lo ha explicado a Europa Press la subdirectora general de Vigilancia y Respuesta a Emergencias de la Agencia de Salud Pública de la Generalitat, Mireia Jané, que ha concretado que "cada semana se siguen una media de diez cooperantes, que no paran de llegar de los países en los que el virus sigue activo".

Concretamente, se han completado 103 seguimientos en 88 cooperantes --"algunos de ellos han ido y vuelto varias veces"--, y actualmente se están llevando a cabo controles en ocho recién llegados.

El protocolo en Cataluña establece que los responsables de las ONG deben informar a la Generalitat de la fecha de llegada a Cataluña de los cooperantes que han estado en países afectados por el virus para que se pueda realizar un seguimiento de la temperatura corporal y un control de los síntomas.

"Esta estrategia se lleva a cabo durante los 21 días posteriores al retorno, que se corresponden al periodo máximo de incubación del virus", ha destacado Jané, que ha concretado que el protocolo persigue minimizar el riesgo de transmisión de la enfermedad.

Los cooperantes debe reportar dos veces al día --mañana y noche-- a la SGVRESP su temperatura corporal y la posible presencia de síntomas compatibles con la enfermedad: cefalea intensa, vómitos, diarrea, dolor abdominal, manchas en la piel, hemorragia nasal o bucal, heces oscuras y evidencia de sangrado interno o externo.

Además, "disponen de un teléfono al que pueden llamar en cualquier momento y de inmediato" en caso de tener cualquier sospecha o de presentar cualquier empeoramiento de su estado de salud.

EN ZONAS DE RIESGO

Ha recordado que todos los cooperantes "cumplen el criterio epidemiológico de sospecha de la enfermedad, porque han estado en zonas de riesgo, y es necesario vigilar que no cumplan criterios clínicos", por lo que el seguimiento es exhaustivo.

"En ningún caso hemos tenido sospecha de contagio de ningún cooperante", ha manifestado Jané, que ha concretado que la valoración del riesgo de sufrir la enfermedad ha sido catalogada como 'baja' en todos los casos.

Sí que ha habido sospecha de contagio de un centenar de personas que habían estado en países afectados por motivos ajenos a la cooperación: desde que se declaró el brote epidémico, aunque el protocolo sólo se ha activado en tres casos.

"Por un lado, seguimos a los cooperantes, cuyas ONG nos notifican su llegada, y por el otro, nuestra red de vigilancia epidemiológica detecta posibles casos en el resto de personas", ha concretado Jané.

Ha defendido la tarea de la Generalitat en este sentido, y ha recordado que el ébola sigue presente en África: "No podemos bajar la guardia. Nuestra red está siempre vigilante para garantizar que no hay afectados ni contagios".