7 de julio de 2008

Salud activa en Málaga el nivel amarillo de alerta de su plan de prevención contra las altas temperaturas

SEVILLA, 7 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Consejería de Salud informó de que ha activado en Málaga el nivel amarillo de alerta sanitaria de su plan de prevención contra las altas temperaturas, en respuesta a las previsiones del Instituto Nacional de Meteorología (INM) que prevén que la provincia malagueña superará hoy sus temperaturas umbrales máximas y mínimas.

En concreto, el nivel amarillo se activa cuando las previsiones del INM indican que durante uno o dos días se podrían superar las temperaturas umbrales máximas y mínimas en una provincia concreta.

Según explicó el departamento del ramo, que puntualizó que el resto de las provincias se mantienen en el nivel verde del plan, esta activación de la alerta supone un aumento de la información y la emisión de consejos sanitarios dirigida a la población de riesgo de Málaga, así como el mantenimiento de las medidas de control y seguimiento que se lleva a cabo a estas personas a través del servicio 'Salud Responde'.

En la provincia malagueña hay un total de 879 personas incluidas en el programa de seguimiento telefónico al ser consideradas población de riesgo por ser mayores de 65 años, pluripatológicos y polimedicados.

La activación de un determinado nivel de alerta responde al análisis, realizado por el INM, de las previsiones de temperaturas para cada día y durante los cuatro días siguientes, notificando los datos a nivel provincial. De este modo, pueden activarse los servicios y recursos sanitarios oportunos en cada momento, al igual que conducir también a la desactivación de un nivel concreto, en el caso de que la previsión sea de descenso de las temperaturas.

Ante el incremento de los termómetros, Salud recomienda a la población seguir sencillas medidas preventivas de hidratación y alimentación, así como evitar la exposición al sol en las horas centrales del día. Todas estas medidas deberán intensificarse en los grupos de mayor riesgo: ancianos, niños y enfermos crónicos.