13 de noviembre de 2012

Rosado dice que el nuevo modelo de gestión sanitaria introduce "criterios empresariales" para evitar el "despilfarro"

VALENCIA, 13 Nov. (EUROPA PRESS) -

El consejero valenciano de Sanitat, Luis Rosado, ha señalado este martes que el nuevo modelo de gestión sanitaria introduce "criterios empresariales, sin que ello implique destruir empleo público, cerrar centros ni recortar prestaciones, sino una mayor eficacia y evitando el despilfarro de recursos".

"Tomando medidas encaminadas en la optimización y eficiencia se puede lograr que el sistema perdure, y no a cualquier precio, sino que perdure siendo de calidad y sostenible", ha explicado el titular de Sanitat.

Rosado ha clausurado este martes la jornada 'Modelos de acceso y optimización de la sanidad y Gestión de terapias biológicas, actuales y futuras', organizada por la Sociedad Española de Directivos de la Sanidad (Sedisa) y la Fundación Ad Qualitatem Calidad Sanitaria, en la que más de 80 asistentes han ampliado conocimientos sobre los nuevos modelos de gestión sanitaria, así como sobre la innovación biotecnológica, según ha informado la Generalitat en un comunicado.

En relación con las terapias biológicas, la implantación progresiva de los contratos de riesgo compartido, en el que el precio se acerca al valor del producto y se distribuyen los riesgos asociados a los resultados de una relación entre las partes implicadas, es "un gran paso", ya que "el uso del riesgo compartido en terapias biológicas corresponsabiliza a industria, prescriptores y financiadores, de modo que se priman los productos más eficientes y se discriminan aquellos que no son coste-efectivos", ha explicado Rosado.

A su juicio, "los esquemas tradicionales de políticas de establecimiento de precios fijos, independientes de la adecuación de la utilización o del resultado final, pueden dar lugar a decisiones ineficientes".

"Como consecuencia de estos contratos, el que paga, la administración sanitaria, y el que cobra, la industria farmacéutica, comparten riesgos y beneficios. La aplicabilidad de este tipo de contratos se centra sobre todo en aquellos productos con un alto riesgo de sobreutilización y en aquellos que presenten una efectividad diferencial según el tipo de población a que se aplique".

En la Comunitat ya se han empezado a aplicar este tipo de contratos, como en el Hospital General Universitario de Alicante, donde gracias a este tipo de acuerdo con el laboratorio comercial, han incorporado un contrato de riesgo compartido con el ácido hialurónico intrarticular con el objetivo de optimizar el uso de este producto sanitario en 50 pacientes de traumatología. De esta forma se obtiene una fórmula que vincula el resultado clínico con financiación y optimización del presupuesto.

En esta misma línea, durante la jornada, inaugurada por la secretaria autonómica de Sanitat, Nela García, también se han abordado nuevas formas de gestión de terapias biológicas de la mano de dos profesionales de la sanidad pública valenciana.

De un lado, la doctora Ana Lluch, jefa de servicio de Hematología y Oncología Médica del Hospital Clínico Universitario de Valencia, ha abordado la gestión del paciente desde el punto de vista de la compatibilidad del fármaco a la carta con los programas de alto impacto económico. Del otro lado, José Luis Poveda, jefe del servicio de Farmacia Hospitalaria del Hospital Universitari i Politècnic La Fe, ha centrado su ponencia en las nuevas terapias biológicas en el seno de los nuevos modelos sanitarios.

MÁS DE 440 MILLONES DE EUROS AHORRADOS

Rosado también ha hecho balance de las 11 medidas impulsadas en la Comunitat desde enero en materia sanitaria, que han permitido bajar el gasto sanitario en 358 millones de euros hasta septiembre, únicamente con acciones de gestión y eficiencia.

Con estos datos, el conseller de Sanitat ha puesto en especial relevancia que se puede incrementar la actividad en la sanidad pública al tiempo que se reduce el gasto, "porque gracias al trabajo de los 60.000 profesionales de la sanidad pública valenciana se ha logrado ser más eficientes y así tener un mejor sistema", ha manifestado.

De enero a septiembre, al tiempo que se ha bajado el gasto en 358 millones se han realizado 8.463 intervenciones más, los especialistas han atendido a 138.688 valencianos más, y los hospitales han ingresado a 2.847 pacientes más.

Esto ha sido posible porque las medidas adoptadas no afectaron a la atención del paciente, sino que son medidas que mejoran la eficiencia, como el menú básico, la asunción por parte de nuestros centros de las intervenciones de cataratas, hernias inguinales y cadera, la aplicación de economías de escala, el plan de eficiencia energética, la reorganización de unidades o la revisión de historiales farmacológicos.

En este contexto, el director general de Recursos Económicos de Sanitat, Francisco Soriano, ha expuesto que el próximo año se pondrá en marcha el nuevo modelo de gestión compartida que va a permitir centralizar la gestión de algunos servicios generales ya externalizados generando un ahorro de 1.745 millones de euros en diez años.

En la misma mesa, moderada por el director general de Ordenación y Asistencia Sanitaria de Sanitat, Guillermo Ferrán, han intervenido también el director general de Ribera Salud, Alberto de Rosa, y el director del departamento de estudios de Farmaindustria, pedro Luis Sánchez.