14 de junio de 2012

Rosado dice que por defecto se cobrará el mínimo al 5% de las recetas que quedan en papel y que impiden conocer la renta

Rosado dice que por defecto se cobrará el mínimo al 5% de las recetas que quedan en papel y que impiden conocer la renta
EUROPA PRESS

VALENCIA, 14 Jun. (EUROPA PRESS) -

El conseller valenciano de sanidad, Luis Rosado, ha confirmado este jueves que ha habido un cambio en las instrucciones del Ministerio para el cobro de las recetas en papel, que impiden saber la renta de sus usuarios, de modo que se aplicará por defecto el mínimo y no el máximo como inicialmente se había dicho. De este modo, se aplicará el 10 por ciento para las personas mayores y el 40 por ciento para los trabajadores en activo.

Rosado, tras presentar la nueva campaña del Centro de Transfusión de la Comunidad Valenciana, ha recordado que a partir del 1 de julio se cobrará, desde el próximo 1 de julio, las recetas farmacéuticas en función de la renta.

Así, ha explicado que hay tres tipos de recetas: la electrónica, en la que no hay papel y la dispensación electrónica, que es la que mayoritariamente tienen todos los médicos del sistema sanitario público. El problema está en el "pequeño número de recetas en papel" que queda, que cuantificó en un 5 por ciento en la Comunitat, y que son "las únicas que en estos momentos no se conoce el nivel de renta del paciente y, por tanto, qué aportación deben realizar".

Por ello, ha destacado que para el 95 por ciento de las recetas "no hay ningún problema", pero para este 5 por ciento "estamos a través de videoconferencia en contacto con otras Comunidades Autónomas y con el Ministerio para determinar si por defecto se aplica la tarifa máxima o la mínima".

Al respecto, ha señalado que el ministerio "seguramente va a optar por la tarifa mínima en las recetas en las cuáles por defecto se deba marcar una cantidad". De este modo, estos ciudadanos deberán adelantar "una cantidad en las condiciones mínimas" a la Administración.

Así, ha insistido en que si hasta ahora se iba a fijar el valor máximo por defecto, las nuevas instrucciones de ministerio indican que "se aplicará el mínimo en este grupo marginal de recetas". En cualquier caso, Rosado ha apuntado que la intención de la conselleria es que estas tarjetas en papel marginales "lleguen a desaparecer".

Rosado ha resaltado que la Conselleria se anticipa a la comunicación con las oficinas de farmacia, los colegios farmacéuticos y los responsables sanitarios para que "conozcan qué es lo que deben hacer a partir de este momento". Además, ha destacado que el Ministerio de Sanidad va a poner en marcha una campaña institucional para concienciar a los ciudadanos que el cambio de contribución de las recetas no tiene por qué afectar la dispensación de medicamentos en nuestro país".