6 de junio de 2012

Representantes del tercer sector denuncian la ambigua respuesta del Gobierno sobre el Plan Nacional del Sida

Representantes del tercer sector denuncian la ambigua respuesta del Gobierno sobre el Plan Nacional del Sida
EUROPA PRESS

MADRID, 6 Jun. (EUROPA PRESS) -

Representantes de entidades españolas dedicadas a la atención del VIH se han concentrado este miércoles en Madrid para denunciar la ambigua respuesta del Gobierno sobre el futuro del Plan Nacional del Sida y, en este sentido, han advertido de que su desaparición supondría un retroceso en cuanto a prevención de contagios y tratamiento de infecciones y, por tanto, fomentaría la aparición de un "problema de salud público".

De este modo, el responsable de salud de la Federación Estatal de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales (FELGTB), Santiago Redondo, ha explicado a Europa Press que, en los últimos meses, han solicitado "numerosas" entrevistas con el Ministerio de Sanidad con el fin de conocer el futuro de la Secretaría Nacional sobre el Sida sin obtener respuesta alguna.

"Todos los rumores apuntan a que se va a cerrar y que se va a dejar de invertir en prevención en España", ha declarado Redondo, para quien la desaparición de este organismo supondría situarse al nivel de un "país tercermundista" en lo que a prevención y tratamiento se refiere.

Así, este experto ha manifestado sus dudas sobre si la Secretaría, que en la actualidad está "descabezada", "va a desaparecer o dejar de ser un organismo autónomo". "Desde que en febrero tuvimos una reunión no hemos vuelto a saber absolutamente nada al respecto", ha lamentado.

De cumplirse las peores previsiones, Redondo ha vaticinado que, a corto plazo, se cerrarían "muchas entidades de acción social y miles de personas quedarían desatendidas". Mientras que, a largo plazo, en sus palabras, estas medidas se traducirían en un "problema de salud" público. "Todo el trabajo que no hagamos ahora en prevención se convertirá en una pandemia descontrolada", ha añadido.

Por otro lado, Redondo ha manifestado su preocupación sobre el impacto que tendrá el tema del copago y la retirada de la tarjeta sanitaria a los inmigrantes en situación irregular. Sobre esta cuestión, ha advertido de las importantes consecuencias que supondría que estas personas dejarán de ser atendidas, al convertirse en "posibles focos" de nuevas infecciones.

"Las últimas declaraciones de la ministra es que iban a recibir una atención a través de las ONGs. Las entidades del tercer sector estamos totalmente en contra de una sanidad paralela a la existente y una de beneficencia. Sería un paso atrás en toda regla y volveríamos a épocas pasadas que no queremos recordar", ha señalado.

Con todo, Redondo, al considerar que estas actuaciones "ponen en riesgo la salud y la calidad de vida de muchas personas", insta al Gobierno a que garantice el "acceso igualitario" a los servicios de atención, inclusive, por tanto, "a las personas inmigrantes no regularizadas".

Estas declaraciones se han producido con motivo del XV Congreso Nacional de Sida, que tiene lugar estos días en Madrid, y de la lectura de un manifiesto por parte de representantes de entidades dedicadas a esta cuestión.

Así, el presidente de la Red Comunitaria sobre VIH y sida del Estado español (REDVIH), Julio Gómez, ha considerado "fundamental" obtener un compromiso económico por parte del Gobierno central que garantice la existencia y sostenibilidad de la respuesta a la infección por VIH en España.

Del mismo modo, Juan Ramón Barrios, miembro de la Comisión Ejecutiva de CESIDA, ha recordado que "en estos momentos no está garantizada la existencia y desarrollo de los Planes o Servicios Autonómicos de respuesta al VIH, ni la continuidad de los programas desarrollados por las ONG con el fin de evitar la desatención de miles de personas que están detrás de estos servicios".

Por ello, estas entidades han considerado "imprescindible" y "urgente" que las autoridades políticas proporcionen una "información clara y veraz" sobre cuándo se va a publicar la convocatoria de subvenciones destinadas a las entidades para la prevención y control de la infección por VIH y sida para el año 2012.