25 de abril de 2012

Los recortes en investigación "preocupan a pacientes y expertos en fibrosis quística"

MADRID, 25 Abr. (EUROPA PRESS) -

Los recortes en investigación "preocupan a pacientes y expertos en Fibrosis Quística", según aseguran los miembros de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR), con motivo de la celebración este miércoles del día nacional de esta enfermedad.

Para los afectados, no es comprensible que se reduzcan los presupuestos destinados a esta patología, ya que los avances en los últimos años han sido "espectaculares". Gracias a la investigación, la enfermedad "ha pasado de ser sólo una patología pediátrica a una afección de adultos", explica el jefe de la Unidad de Neumología Pediátrica y Fibrosis Quística del Hospital Vall d'Hebron de Barcelona, el doctor Antonio Moreno.

Además, la supervivencia de los pacientes se ha incrementado "de los 25 años en la década de los 80 a los 40 actuales", sostiene. Este hecho y que el tiempo de administración de la medicación se haya reducido "de los 15 a 20 minutos a tan sólo entre 2 y 5 han ayudado a mejorar la calidad de vida del paciente", señala.

Por todo ello, la sociedad, a través del Año SEPAR 2012 de las Enfermedades Respiratorias Minoritarias, junto a investigadores y asociaciones se han unido para "alertar de los peligros y consecuencias que los recortes en investigación y sanidad pueden tener para los enfermos de fibrosis quística, que son en su mayoría niños y jóvenes".

UNO DE CADA 4.350 RECIÉN NACIDOS ESPAÑOLES PADECE LA ENFERMEDAD

Esta enfermedad sin curación es la más frecuente a nivel europeo de todas las de origen genético grave, siendo su prevalencia de uno de cada 2.000 niños. Según las estadísticas a nivel nacional, la incidencia es aún mayor, pues afecta a uno de cada 4.350 recién nacidos.

Las consecuencias que la fibrosis quística produce son secreciones, especialmente en los pulmones, el aparato digestivo y el sistema reproductivo. Éstas contienen menos agua, sodio y potasio, por lo que originan obstrucciones en los canales facilitando que se produzcan inflamaciones e infecciones.

Sin embargo, el doctor Moreno incide en los logros obtenidos por las investigaciones en las últimas décadas, entre los que destaca "el descubrimiento de medicamentos que pueden aumentar la cantidad de proteína en la superficie celular -correctores- o aumentar su actividad -potenciadores". Para él, estos tratamientos "constituyen actualmente la gran esperanza para el tratamiento de la fibrosis quística".