20 de abril de 2012

PVasco.- López afirma que los costes burocráticos del copago farmacéutico pueden ser superiores a los ingresos

VITORIA, 20 Abr. (EUROPA PRESS) -

El lehendakari, Patxi López, ha asegurado que los costes burocráticos que la implantación del copago farmacéutico pueden acarrear por la incorporación de los pensionistas, así como la aplicación de dicho copago en función de la renta en el resto de los ciudadanos, pueden ser superiores a los ingresos que se logren por esta vía.

Además, ha afirmado que puede haber personas que, para ahorrarse el coste de los medicamentos, decidan no tomarlos y, finalmente, acaben en urgencias, lo que supondrá "un coste muchos mayor para las arcas públicas".

Frente a este tipo de medidas, ha defendido las iniciativas aplicadas en el País Vasco para ahorrar en la compra de medicamentos o para impulsar la telesasistencia. Además, ha afirmado que "lo más justo" no es aplicar el copago en la sanidad o incrementar el precio de las matrículas universitarias, sino establecer un modelo fiscal "justo y solidario".

Aunque ha asegurado que no pretende "jugar a hacer la oposición" al Gobierno central, ha advertido a Rajoy de que no puede "participar en política alguna que vaya contra los derechos básicos de los ciudadanos".

Por el contrario, ha asegurado que utilizará la capacidad de autogobierno del País Vasco para defender el estado del bienestar en la comunidad autónoma. "No voy a ser el lehendakari que acabe con el estado del bienestar y los servicios públicos, ni el que abandone el autogobierno para desarrollar todas sus competencias", con el fin de impulsar unas "políticas diferentes" para salir de la crisis, ha asegurado.

Asimismo, ha advertido al Gobierno central de que defenderá "con uñas y dientes" la capacidad de autogobierno de Euskadi para proteger el estado de bienestar frente a los recortes impulsados por el gabinete de Mariano Rajoy. Aunque ha reconocido que cumplirá las medidas "obligatorias", ha asegurado que recurrirá las que "invadan" sus competencias -incluso baraja acudir al Tribunal Constitucional--y no aplicará las que sean "opuestas" a las necesidades básicas de los ciudadanos.

López, durante el pleno de control que celebra este viernes el Parlamento vasco, ha respondido a varias preguntas referidas a cuestiones como los recortes en el gasto público impulsados por el Gobierno central o posibles reformas del Estado autonómico para mejorar la eficiencia de las administraciones.

El lehendakari ha reconocido que, dada la crisis económica, es necesario reducir el déficit de las administraciones públicas. No obstante, ha advertido de que esto no puede ser "excusa" para "ahogar" la sanidad y la educación. Además, ha destacado que los recortes que se llevan aplicando en los últimos años en la Unión Europea no están haciendo sino incrementar el paro y ralentizar aún más la economía.

Por ese motivo, ha asegurado que el no será "el lehendakari que acabe con el estado de bienestar", por lo que utilizará toda la capacidad de autogobierno de Euskadi para defender los servicios públicos esenciales.

López, en referencia a las medias del Ejecutivo central para ahorrar 10.000 millones de euros en sanidad y educación, ha subrayado que "llama la atención" que se hayan dado a conocer "una semana después" de la presentación de los Presupuestos Generales del Estado, en los que, según ha indicado, ya se contemplaban "recortes sustanciales" en ambas materias, que llegan hasta "el 25 por ciento".

"RECORTE TRAS RECORTE"

Al margen de las formas, ha censurado el "fondo" de los recortes anunciados ahora por el gabinete de Mariano Rajoy, de los que ha resaltado su "especial gravedad". Aunque ha reconocido la necesidad de adoptar medidas de austeridad, ha avisado de que "esto no se puede hacer de cualquier manera y a cualquier precio".

En este sentido, ha manifestado que la política de "recorte tras recorte" que se lleva imponiendo en Europa en los últimos tres años ha tenido como resultado la recesión y ha abocado a algunos países "a la pobreza". Además, ha destacado que estas medidas están destruyendo empleo y "desmantelando" el estado del bienestar.

A su juicio, la "conclusión lógica" de todo esto es que, "por mucho que algunos se empeñen" en lo contrario, es necesario "cambiar de políticas". López ha lamentado que el Gobierno central se esté mostrado como un "alumno aventajado" de la citada política de recortes, de forma que "abarata el despido" cuando lo que se necesita es crear empleo y recorta las inversiones y "rebaja la calidad de la educación", cuando lo que habría que hacer es dar un impulso a la economía y fomentar la investigación y la educación para lograr un cambio de modelo productivo.

ESTADO DE LAS AUTONOMÍAS

En la misma línea, y en respuesta a una pregunta sobre el estado de las autonomías, se ha comprometido a defender "con uñas y dientes" la capacidad de Euskadi "para tomar decisiones" que permitan combatir los problemas de los vascos.

El presidente del Gobierno vasco se ha definido como un "firme defensor" del Estado autonómico, frente a aquellos que tienen una "obsesión centralizadora y homogeneizadora". López ha destacado que el sistema autonómico actual es "muy apreciado" por la ciudadanía, ya que ha contribuido a la "cohesión y la igualdad".

Además, ha destacado que ha contribuido a que "muchas regiones que permanecieron marginadas durante la dictadura" hayan podido sumarse al "progreso colectivo" del Estado español. Asimismo, ha considerado que en lugares como en Euskadi, donde existen "diferentes sentimientos de pertenencia", se hayan podido alcanzar "los pactos necesarios para una convivencia democrática".

ESPERANZA AGUIRRE

Por todo ello, se ha mostrado "radicalmente en contra" de quienes tratan de presentar a las autonomías como "las causantes de todos los males". En este punto, y aunque sin citarla, se ha referido a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, quien recientemente se mostró partidaria de que las comunidades autónomas devuelvan al Gobierno central algunas de las competencias que tienen transferidas.

"¿Qué clase de dirigentes son quienes cuando las cosas van bien reclaman competencias, pero cuando van mal, dicen: aparta de mí ese cáliz?", ha afirmado. En esta línea, ha manifestado que el "problema", más que en el sistema, puede residir en algunos de dirigentes institucionales. López, además, ha denunciado que haya quien pretende devolver competencias después de haber "privatizado y desmantelado" las materias a las que se refieren.

En otro punto del orden del día del pleno, ha reconocido que su Gobierno "cumplirá" las medidas impulsadas por la Administración central que resulten de "obligatorias", ya que no tiene "más remedio" porque Euskadi no se va a declarar "insumisa" en esta materia.

Sin embargo, ha asegurado que el Ejecutivo vasco "recurrirá" las medidas que "invadan" sus competencias, por lo que los servicios jurídicos de su gobierno ya están analizando esta posibilidad. En este sentido, ha explicado que la consejera de Educación, Isabel Celaá, le ha hablado incluso de la posibilidad de interponer un recurso de inconstitucionalidad por algunas de las medidas del Gobierno central en materia de educativa.

Entre las posibles vulneraciones, ha citado tres iniciativas del Ejecutivo central en materia de educación: el aumento de las horas lectivas a los profesores, sustituciones y complementos salariales. Además, ha asegurado que su Gobierno "no aplicará" las medidas que considere "opuestas" a las necesidades actuales que tiene la ciudadanía. Por otra parte ha asegurado que el Gobierno vasco no utilizará la reforma laboral aprobada por el Ejecutivo central "para despedir" a empleados públicos.