14 de marzo de 2012

PVasco. Autoridad Portuaria de Bilbao se convierte en la primera del Estado con certificación de Espacio Cardioprotegido

PVasco. Autoridad Portuaria de Bilbao se convierte en la primera del Estado con certificación de Espacio Cardioprotegido
EUROPA PRESS

BILBAO, 14 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Autoridad Portuaria de Bilbao ha obtenido la certificación de Espacio Cardioprotegido otorgado por la Sociedad Española de Medicina y Seguridad en el Trabajo (SEMST), con lo que se convierte en la única Autoridad Portuaria del Estado que ostenta este reconocimiento.

Esta certificación supone "un paso más" en la política de la seguridad y salud laboral de la Autoridad Portuaria de Bilbao, que sitúa a esta entidad al frente del Sistema Portuario de Interés General en este apartado. Asimismo, se convierte en un referente en la materia dentro de las empresas vizcaínas, al ser pionera entre las mismas, según ha informado la Autoridad bilbaína en un comunicado.

En este sentido, dentro de las campañas preventivas en materia de salud laboral que viene realizando entre sus trabajadores, la Autoridad Portuaria de Bilbao, que cuenta con 300 empleados, ha instalado siete desfibriladores semiautomáticos en sus centros y dependencias administrativas de Santurtzi, Bilbao, Getxo y Zierbena, de tal manera que todos se encuentran en el ámbito del espacio cardioprotegido.

Esta iniciativa, además, trae consigo beneficios para otros muchos empleados y empresas portuarias ya que, en caso de necesidad, los desfibriladores pueden atender a la mayoría de los trabajadores de otras empresas que trabajan diariamente dentro del puerto.

De este modo, se estima que dentro del recinto portuario pasan diariamente unas 2.000 personas y los desfibriladores posibilitan que mas de un 80 por ciento de los trabajadores puedan ser atendidos y, en caso necesario, se les aplique la desfibrilación en un plazo inferior a los tres minutos.

FORMACIÓN DE LOS TRABAJADORES

Para el correcto uso de los denominados DESA, la Autoridad Portuaria puso en marcha en 2011 un programa formativo para toda la plantilla, que enseña el correcto uso de los equipos y proporciona unos conocimientos básicos en técnicas de reanimación cardiopulmonar.

Asimismo, los profesionales sanitarios han completado una serie de cursos de Soporte Vital Avanzado que, unidos a la formación en Soporte Vital Básico del personal de gestión y servicios, garantizan una correcta asistencia desde el primer momento en que se produzca una parada cardiorrespiratoria.

Finalmente, para facilitar las actuaciones, las diferentes dependencias cuentan con una señalización de la localización de los diferentes dispositivos, instrucciones de utilización y un plan de mantenimiento de los diferentes aparatos.