16 de marzo de 2012

PSOE pide a Mato que no permita que se use "la coartada de la crisis" para imponer el copago en España

MADRID, 16 Mar. (EUROPA PRESS) -

La secretaria de Política Social del PSOE, Trinidad Jiménez, ha exigido a la ministra de Sanidad, Ana Mato, que garantice "la cohesión del Sistema Nacional de Salud (SNS) y la igualdad de todos los españoles ante la enfermedad" no permitiendo que se utilice "la coartada de la crisis" para imponer el copago y crear "un modelo dual de sanidad, donde para recibir atención médica "unos ciudadanos pagan y otros no".

Jiménez ha reconocido que todos los miembros de su partido están "preocupados" por el deterioro de la sanidad pública que podría suponer la introducción del copago a nivel nacional, una medida que, ha reiterado, "es injusta e inequitativa" para el ciudadano, que ya paga la sanidad con sus impuestos.

A su juicio, el PP "se ha metido en un lío" hablando del copago sanitario, ya que desde dentro del partido salen cada día voces que niegan y respaldan a la vez su implantación. Jiménez reconoce que, en este sentido, "el PP no ha dicho aún exactamente lo que va a hacer". Sin embargo, "nadie desmiente de forma categórica que vayan a implantarlo".

Sobre este asunto, ha pedido al partido en el Gobierno "que actúe con más seriedad" y deje de hablar de fórmulas como el copago sanitario para las rentas más altas, porque a su juicio no sería viable que los ciudadanos fuesen al médico con su declaración de la renta para ver si tienen que pagar o no.

Asimismo, ha criticado que el PP compare el euro por receta implantado en Cataluña con la imposición de la tasa turística, ya que es "una frivolidad" comparar un bien público con una tasa relacionada con el turismo.

Les piden también que el futuro Pacto por la Sanidad, sobre el que están dispuestos a hablar, se negocie contando con los partidos políticos y no sólo con las comunidades autónomas, pues esto sería, dice Jiménez, casi "un autopacto" al ser todas del PP.

Jiménez dice que el PSOE teme que, con estas medidas, el PP quiera cambiar el actual modelo sanitario, que es uno de los mejores del mundo, por otro "modelo dual, en el que unos ciudadanos pagan y otros no" para recibir asistencia sanitaria.

A su juicio, con esta y otras medidas que carguen la deuda sanitaria sobre el bolsillo de los ciudadanos el Gobierno estaría "atentando contra el principio de equidad e igualdad" del sistema, a lo que se opondrán por la vía política. De fracasar, podrían incluso estudiar la posibilidad de oponerse al copago por vía judicial.