30 de noviembre de 2017

Profesionales sanitarios piden quedar fuera del test de proporcionalidad para las profesiones reguladas en la UE

MADRID, 30 Nov. (EUROPA PRESS) -

Los Consejos Generales de médicos, enfermeros, farmacéuticos y dentistas han pedido que las profesiones sanitarias queden fuera de la nueva propuesta de directiva sobre el test de proporcionalidad que plantea la Comisión Europea para las profesiones reguladas en la Unión Europea.

El texto, que se vota el próximo lunes 4 de diciembre en la Comisión de Mercado Interior y Protección del Consumidor del Parlamento Europeo (IMCO), tiene previsto suprimir barreras de acceso a más de 5.000 profesiones.

Y en este contexto, los consejos generales de las profesiones sanitarias en España piden que cualquier regulación, tanto europea como nacional, contemple su naturaleza específica para garantizar los derechos de los ciudadanos europeos en materia de salud

De hecho, argumentan que la legislación y la jurisprudencia europeas ya reconocen reiteradamente la especial naturaleza de las profesiones sanitarias y para ello cuentan con mecanismos regulatorios específicos para facilitar la prestación de servicios sanitarios y la movilidad de sus profesionales, excluyéndolas de normativas de carácter horizontal, como ocurrió en 2006 con la Directiva de Servicios.

"Es incongruente e inadecuado que se aborde la evaluación de la proporcionalidad de forma general, sin tener en cuenta esta especial naturaleza", señalan en un comunicado.

Asimismo, plantean que los requisitos que se exigen en el ámbito sanitario para el acceso a determinadas profesiones no pueden interpretarse como restricciones al ejercicio profesional, sino como medidas de protección para los pacientes, destinatarios de los actos profesionales.

De igual modo, defienden que las decisiones relativas a la regulación de las profesiones sanitarias deben tener como objetivo la seguridad y la mejora de la calidad en la atención sanitaria al paciente, y "no debe ponerse en riesgo por decisiones basadas en términos económicos".

Sobre todo porque entienden que la reserva de actividad (título, colegiación/registro de los profesionales, desarrollo profesional continuo, deontología profesional, requisitos de cobertura de seguro, conocimiento de un idioma, etc.) constituyen elementos que se encaminan a garantizar la protección del derecho a la salud y la seguridad clínica de los ciudadanos de la Unión Europea.

Para leer más