1 de septiembre de 2009

El primer ecógrafo 'de bolsillo' tendrá el tamaño de un móvil España

BARCELONA, 1 Sep. (EUROPA PRESS) -

El primer ecógrafo 'de bolsillo' será del tamaño de un teléfono móvil y será utilizado de forma pionera por algunos países entre los que se cuenta España, según explicó el presidente de la Sociedad Europea de Pecocardiografía, José Luís Zamorano, en el marco del Congreso de la Sociedad Europea de Cardiología que se celebra en Barcelona.

En rueda de prensa, Zamorano explicó que el Hospital Clínico Universitario San Carlos de Madrid --de cuyo Instituto Cardiovascular dirige la Unidad de Imagen-- empezará a utilizar tres ejemplares del aparato portátil a partir de la semana que viene.

El que tildó como "fondendoscopio del siglo XXI", realiza las misma funciones que un fondendoscopio tradicional y a la vez permite ver el corazón en tiempo real. Al pesar tan sólo 390 gramos, dijo Zamorano, "se llevará siempre encima".

El doctor, que participó en el desarrollo del aparato, destacó su "enorme" impacto en la prevención, el diagnóstico y la enseñanza de la medicina. Según destacó, es rápido y hace que por primera vez "la ecografía salga del hospital", de modo que puede ser utilizado en domicilios y urgencias.

Añadió que es un ejemplo de la miniaturización a la que tiende la cardiología y que facilitará la detección de enfermedades subclínicas --que aún no presentan síntomas--. Asimismo, afirmó que "se enseñará a utilizarlo a los médicos generales" para que por lo menos puedan detectar si un corazón es normal.

Otros estudios presentados en el congreso muestran avances tecnológicos que reducen la dosis de radiación en pruebas como el TAC --tomografía axial computerizada--. Disminuir la dosis es importante porque la radiación que se recibe a lo largo de la vida es acumulativa y no se elimina.