8 de enero de 2015

El presidente de la Asociación de Enfermos de Hepatitis no recibe el tratamiento

Enfermos piden al Govern la agilización "urgente" del Plan Integral de Hepatitis Víricas

BARCELONA, 8 Ene. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Asociación Catalana de Enfermos de Hepatitis (Asscat), Juan José Montes, no recibe el tratamiento con el nuevo medicamento que cura la hepatitis C, pese a que cumple los requisitos y que se le aprobó hace dos meses su dispensación.

Lo ha advertido este jueves a través de un comunicado, en el que Asscat ha asegurado que hay "varios casos" como el de Montes y ha exigido la agilización del Plan Integral sobre Hepatitis Víricas de Catalunya.

De hecho, la entidad ha solicitado una reunión "urgente" con el conseller de Salud, Boi Ruiz, para exigirle la puesta en marcha del plan en un plazo de tres meses.

Ha explicado en un comunicado que Salud trabaja desde hace tiempo en el plan junto a los agentes del sector a instancias del Parlament: "La iniciativa incluye la previsión de la financiación necesaria para cubrir las necesidades específicas de las personas con hepatitis".

La aparición en escena de un nuevo medicamento con una tasa muy elevada de curación para todos los pacientes de hepatitis C "ha dejado al descubierto que no existe un Plan de Hepatitis, lo cual se agrava más por la política de precios desorbitados por parte de la industria farmacéutica".

"Todo lo anterior da como resultado que un gran número de pacientes no pueda beneficiarse de la innovación terapéutica en el ámbito de la Hepatitis C", ha lamentado la asociación, cuyo presidente, Juan José Montes, ha pedido que se facilite el acceso de todos los pacientes al sofosbuvir --comercializado como Sovaldi--.

En Catalunya sólo pueden optar a este nuevo tratamiento a través del sistema público los pacientes que cumplan tres requisitos: que estén en lista de espera para un trasplante, que sufran recurrencias agresivas pese a estar trasplantados y que estén en riesgo inminente de descompensación.

No obstante, "la realidad actual es que algunas personas que cumplen con estos supuestos que no tienen acceso al tratamiento debido a problemas burocráticos que se están dando y que intervienen en la dispensación real de los fármacos en los hospitales".

Para leer más