10 de julio de 2006

La presencia de la madre reduce los niveles de hormonas de estrés en crías de rata

La presencia de la madre reduce los niveles de hormonas de estrés en crías de rata

MADRID, 10 Jul. (EUROPA PRESS) -

La presencia de la madre reduce los niveles de hormonas de estrés en crías de rata y modula el aprendizaje de la aversión a estímulos dañinos, según un estudio de la Universidad de Oklahoma en Norman (Estados Unidos) que se publica en la revista 'Nature Neuroscience'.

Las ratas jóvenes aprenderán a aproximarse a un olor no familiar cuando su madre se encuentre presente, incluso si se empareja con un choque eléctrico desagradable. Sin embargo, cuando se quedan solos aprenden a evitar cualquier olor que es emparejado con una descarga. Los científicos muestran que tener la madre cerca reduce las hormonas del estrés en las crías, lo que evita el aprendizaje de aversión al reducir la activación del área del cerebro que participa en el miedo.

Las crías de rata muy pequeñas no se apartan del lado de su madre, y en esta fase, aprenden a aproximarse al olor de ella. Comienzan a dejar el nido alrededor de los 10 días de edad, pero la madre cuida de ellas hasta las tres semanas de edad. Durante este periodo de transición, los científicos muestran que en presencia de la madre, las crías tienen menos corticosterona, la hormona del estrés, y que esto reduce la actividad de la amígdala, una parte del cerebro importante para el aprendizaje del miedo. Cuando los investigadores pusieron corticosterona directamente en la amígdala de las crías, aprendieron a evitar los olores emparejados con una descarga, incluso si la madre estaba presente.

Por ello, la presencia de la madre parece actuar como un "interruptor" entre el aprendizaje de atracción y aversión en sus crías. Los autores sugieren que la capacidad de la madre para suprimir las respuestas de miedo normales de su descendencia puede proporcionar pistas sobre el apego excesivo y las dificultades emocionales que pueden seguir a una crianza deficiente.