9 de agosto de 2006

La práctica de la meditación podría reducir la respuesta al dolor del cerebro hasta en un 50%

MADRID, 9 Ago. (EUROPA PRESS) -

La práctica de la meditación podría reducir la respuesta al dolor del cerebro hasta en un 50 por ciento, según sugiere un estudio que se publica en la revista 'NeuroReport' dirigido por David Orme-Johnson, Zhang-Hee Choo, Director del Laboratorio de Neuroimagen de la Universidad de California en Irvine, y Robert Scheider, Director del Instituto de Medicina y Prevención Natural.

En el estudio participaron doce personas sanas que habían practicado la meditación trascendental durante 30 años y que mostraron una respuesta cerebral al dolor entre el 40 y el 50 por ciento menor cuando se compararon sus resultados con los de doce personas sanas.

La meditación trascendental podría reducir la respuesta cerebral al dolor debido a que los estudios anatómicos y de neuroimagen indican que esta práctica produce un estado fisiológico capaz de modificar varios tipos de dolor. En el momento adecuado reduce la ansiedad, mejora la reacción ante el estrés y disminuye el malestar producido por el dolor agudo.

Según señala Orme-Johnson, "investigaciones anteriores indican que la meditación trascendental crea una visión más equilibrada de la vida y un mayor equilibrio en la reacción al estrés. El estudio sugiere que éste no es un cambio de actitud sino un cambio fundamental en cómo funciona el cerebro".

Los autores explican que la meditación trascendental podría tener un efecto a largo plazo en la reducción de las respuestas del componente afectivo del dolor. Futuras investigaciones podrían dirigirse a otras áreas del dolor y los posibles efectos de otras técnicas de meditación para aliviar el dolor.

El dolor es parte de la experiencia individual y 50 millones de personas en todo el mundo sufren de dolor crónico.