6 de mayo de 2014

PP rechaza en el Congreso la petición del PSOE de mantener la tarjeta sanitaria a los españoles que emigren por trabajo

PP rechaza en el Congreso la petición del PSOE de mantener la tarjeta sanitaria a los españoles que emigren por trabajo
EUROPA PRESS

MADRID, 6 May. (EUROPA PRESS) -

El PP ha anunciado que no va a apoyar la admisión a trámite la proposición de ley del PSOE para que los emigrantes españoles pierdan su derecho a la asistencia sanitaria a los tres meses de salir al extranjero en búsqueda de trabajo. Por tanto, esta iniciativa no saldrá adelante, a pesar de contar con el apoyo de la mayor parte de los grupos de la oposición.

El portavoz 'popular' en esta iniciativa, Rubén Moreno, ha criticado que esta proposición de ley tiene "imprecisiones" porque no se introduce ninguna diferenciación de trato por razón de nacionalidad, a la vez que ve "errónea" la afirmación de que el periodo de 90 días se haya extraído de la Ley de Extranjería.

"A nadie se le quita su derecho a la tarjeta sanitaria en España. (...) Sólo se pierde si mantiene su residencia en otro país y lo comunica a España, incluso en los casos en los que vuelven temporalmente al país si no pagan pueden tener su asistencia y todos ellos cuando vuelven automáticamente recuperan su tarjeta en el supuesto de que trabajaron fuera o tuvieran su residencia fuera", ha explicado.

Así, insiste en que respecto a los 90 días "hay una confusión terrible" porque nadie pierde derecho a la tarjeta sanitaria en España. Ha aprovechado su debate para criticar que en 1992 el PSOE en el Gobierno excluyó del SNS a los parados de larga duración que habían perdido la prestación por desempleo.

"CONTRARIA AL DERECHO EUROPEO"

La secretaria de Política Social del PSOE, Trinidad Jiménez, ha sido la encargada de defender la iniciativa en el Congreso para pedir a la Cámara la toma en consideración de una proposición de ley para evitar que los emigrantes españoles no pierdan su derecho a la asistencia sanitaria al salir en búsqueda de trabajo al extranjero.

La socialista ha denunciado que la decisión de retirar la tarjeta sanitaria a los emigrantes españoles es "contraria al derecho europeo", un "nuevo recorte en el derecho a la asistencia sanitaria en España".

Por ello ha planteado esta iniciativa, para frenar una decisión "más dirigida" a erosionar el modelo universal de sanidad, ante las cifras "que no han dejado de crecer a causa de la reforma laboral del PP".

Además, la diputada socialista ha pedido al Gobierno que explique por qué se exige ahora la residencia a aquellos que hayan agotado las prestaciones por desempleo para tener derecho a la asistencia sanitaria, algo que sólo se exigía a los extranjeros en España pero nunca a los españoles.

En segundo lugar, quería saber por qué se ha limitado la residencia a 90 días para la sanidad, en vez de los 180 días que se consideran para la residencia fiscal, cuando este cambio normativo "colisiona" con los reglamentos europeos de Seguridad Social aprobados en 2004 y en 2009, así como con la jurisprudencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea.

EL APOYO DE LA OPOSICIÓN

Mientras, Conxita Tarruella, de CiU, ha anunciado durante el debate su voto positivo a la toma en consideración de la propuesta del PSOE porque considera que el acceso a la sanidad pública debe ser universal, además de compartir el argumentario presentado por los socialistas en este "desaguisado" que está emprendiendo en su opinión el PP en la Sanidad.

Desde la Izquierda Plural (IU-ICV-CHA), Gaspar Llamazares, ha argumentado su voto a favor de esta iniciativa que busca remendar los "despropósitos" que a su juicio está emprendiendo el Ejecutivo en materia sanitaria.

"Es difícil saber qué ha llevado al Gobierno a poner este límite de tres meses. No hay un sólo estudio que demuestre que los españoles en el extranjero tengan críticas, ni que le cuesta importantes cargas al SNS (esta asistencia sanitaria). Pasa por el recorte obsesivo del Gobierno", ha remarcado.

Rosa Díez ha justificado su respaldo a la iniciativa del PSOE al compartir su contenido y ha pedido al PP, partido que sustenta al Gobierno, que cambie su parecer en esta materia y apoye la iniciativa, "aunque sea en campaña electoral".

"Es bastante desgracia el tener que emigrar porque has perdido tu empleo y además pierdes tu derecho sanitario. No es justo ni coherente con la política sanitaria, es cuestión de equidad y de defensa de derechos de un ser humano viva donde viva", ha indicado el portavoz del PNV en la materia, Joseba Agirretxea, para argumentar su voto a favor de la iniciativa del PSOE.

El portavoz del PNV en la materia, Joseba Agirretxea, va a respaldar la iniciativa del PSOE porque ha dudado de por qué el PP ha tomado esta serie de decisiones y no le parecen justas estas decisiones del Gobierno cuando la asistencia sanitaria es "algo necesario"

"Sólo nos queda la trinchera parlamentaria", ha alertado el republicano catalán, Joan Tardà, frente a la exclusión y el "rodillo" del Gobierno el recorte de derechos en la asistencia sanitaria. Por ello apoyará la iniciativa del PSOE. "Es insultante para todos los democratas que nos hayamos atrevido desde la atalaya de esta democracia dejar sin cobertura a las personas que no tienen los papeles administrativamente que los hace residentes", ha lamentado.

El nacionalista canario Pedro Quevedo va a apoyar esta proposición de ley frente a la "manía del PP por atentar" contra el SNS, sistema que genera más salud de toda la OCDE consumiendo el menor número de recursos.

A su vez, Joan Baldoví, de Compromís-Equo, ha subrayado que el PP está convirtiendo el SNS en asistencial y ha avisado de que si te uno se marcha del país 91 días tiene que pagar impuestos también se debería tener derecho a la asistencia sanitaria.