20 de noviembre de 2014

PP y PSOE pactan pedir al Gobierno que fomente la internacionalización de las empresas sanitarias

PP y PSOE pactan pedir al Gobierno que fomente la internacionalización de las empresas sanitarias
SANITAS

MADRID, 20 Nov. (EUROPA PRESS) -

El PP y el PSOE han acordado este miércoles en la Comisión de Economía del Congreso una proposición no de ley para pedir al Gobierno que fomente la internacionalización de las empresas sanitarias, que potencie el I+D+i en este ámbito, que favorezca el talento como vía para incrementar la competitividad y que cree un grupo de trabajo para identificar los ámbitos donde la Administración puede eliminar barreras a la expansión internacional.

El diputado 'popular' Santiago Martínez Rodríguez ha defendido su propuesta, que pasa por aprovechar la "contrastada experiencia" de las empresas sanitarias españolas y conminar al Gobierno a fomentar la internacionalización y potenciar las exportaciones de las empresas del sector de la salud, especialmente en mercados emergentes como China.

Pero, para concitar el apoyo de otros grupos, el PP ha aceptado "completar" su texto, emplazando al Ejecutivo a que potencie el I+D+i para "sostener e impulsar a las empresas del sector" y adoptar "medidas concretas" para favorecer el talento.

Asimismo, se le pedirá que cree un grupo de trabajo de Internacionalización de la Salud en el que estará integrado todo el sector, para que estudie los mercados donde potencialmente existe posibilidad de expansión y los ámbitos donde "desde la Administración se pueden mejorar las condiciones de internacionalización y eliminar barreras a la expansión internacional".

"PONER UNA CHINCHETA EN EL MAPA"

Martínez Rodríguez, que ha comenzado su intervención asegurando que el Gobierno del PP está completamente comprometido con el sector de la salud y sus posibilidades de expansión, ha indicado que la finalidad de su iniciativa era "ir más allá" y "poner una chincheta en el mapa, fijando nuevos objetivos que ayuden a la diversificación de los mercados" disponibles para estas empresas.

Porque si hasta ahora se han centrando en Europa y Estados Unidos, con "excelentes resultados", ha llegado el momento de explotar el "indudable potencial" que las empresas sanitarias españolas pueden tener en países emergentes como China, cuyas circunstancias políticas, sociales, económicas y demográficas "lo sitúan en la diana como objetivo estratégico en la expansión de la industria de la salud".

Y es que el Gobierno chino ha dado luz verde a una "importante reforma sanitaria" y a un proceso de mejora tecnológica en el campo médico, con la intención de destinar a este fin hasta 900.000 millones de dólares en seis años que las empresas españolas pueden aprovechar, habida cuenta además de que también se espera una relajación de las barreras no arancelarias a las inversiones extranjeras.

"El mercado asiático lanza señales inconfundibles de su necesidad de dar respuesta a las necesidades del sector de la salud y nuestras empresas están preparadas para hacerlo", ha añadido, recordando que tras el "golpe de timón" dado a la economía es necesario "seguir apostando por el sector exterior como base del crecimiento".

"DIFÍCILMENTE SE PUEDE ESTAR EN CONTRA"

Por su parte, el diputado socialista Félix Lavilla ha valorado el acuerdo, sobre todo tras la inclusión mayor concreción en el texto, pero ha recordado al PP que era "difícil estar en desacuerdo" con su propuesta original. "Por eso nuestra enmienda, que pretendía arrancar algún compromiso más al Gobierno para que la iniciativa tenga un contenido mayor", ha señalado.

En la misma línea, el portavoz económico de UPyD, Álvaro Anchuelo, cree que ésta es una iniciativa "para lavar la imagen" y a la que es "difícil decir que no". "Aquí se combinan tres palabras irresistibles: internacionalización, China y salud. Se ha de ser muy extraño o malvado para estar en contra", ha añadido, lamentando sin embargo que el PP se quede en "buenas intenciones" pese a gobernar con mayoría absoluta y que ahora haga estos planteamientos cuando hace apenas una semana rechazaba enmiendas del mismo tenor presentados por la formación magenta a los Presupuestos de 2015.

Finalmente, la diputada de CiU Inmaculada Riera ha coincidido en que la propuesta es "excesivamente generalista" y "falta de detalles" sobre asuntos como los recursos o los agentes implicados, pero ha valorado la apuesta por la internacionalización que se hace también en este sector. No obstante, ha recordado la necesidad de "trabajar en la óptica de la seguridad jurídica, especialmente en sectores críticos como éste y en países donde muchas veces falta".