28 de septiembre de 2014

PP cree que la mayoría de las enfermedades cardiovasculares pueden prevenirse si se actúa sobre los factores de riesgo

MADRID, 28 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Secretaría Nacional del Partido Popular (PP) está convencida de que la "mayoría" de las enfermedades cardiovasculares (ECV) "pueden prevenirse si se actúa sobre los factores de riesgo, como el consumo de tabaco, las dietas malsanas poco saludables y la inactividad física".

"Está demostrado que determinados hábitos como no fumar, reducir la sal en la dieta, consumir diariamente frutas y hortalizas, la actividad física regular y la evitación del consumo nocivo de alcohol reducen el riesgo de ECV, señala el PP en un manifiesto publicado con motivo de la celebración del Día Mundial del Corazón este lunes.

Desde el Partido Popular, consideran que "la colaboración de todos" será la que posibilite alcanzar "el objetivo fijado por la Organización Mundial de la Salud (OMS), que es conseguir una reducción del 25% de la mortalidad prematura por ECV en 2025".

"Es esencial motivar a la población para que adopte comportamientos saludables y, para ello, son importantes las políticas que crean entornos propicios para elegir opciones saludables", ha destacado el PP, para después añadir que son igualmente "importantes las acciones globales que combinen medidas encaminadas a reducir los riesgos en la totalidad de la población y estrategias dirigidas a los individuos que ya padecen la enfermedad o aquellos con un riesgo alto de padecerla".

El PP ha recordado asimismo que la Federación Mundial del Corazón (World Heart Federation) celebra, desde hace 14 años, el Día Mundial del Corazón en más de cien países, y cuenta con los patrocinios de la OMS y la Organización para la Educación, la Ciencia y la Cultura de las Naciones Unidas (UNESCO).

Además, el partido político ha indicado que las enfermedades cardiovasculares son "la principal causa de muerte en todo el mundo, con 17,3 millones de fallecimientos anuales, casi la tercera parte de todas las muertes del mundo, y un elevado porcentaje de estas son muertes prematuras". "En España, las ECV constituyen la primera causa de muerte para el conjunto de la población española, por delante del cáncer", ha concluido.