18 de septiembre de 2012

PP, CiU y PNV se oponen en el Congreso a tramitar una iniciativa de IU para frenar la privatización de la Sanidad

PP, CiU y PNV se oponen en el Congreso a tramitar una iniciativa de IU para frenar la privatización de la Sanidad
EUROPA PRESS

MADRID, 18 Sep. (EUROPA PRESS) -

El PP, CiU y PNV han mostrado su rechazo ante el Pleno del Congreso a tomar en consideración una proposición de ley de IU que pedía frenar la privatización del sistema sanitario que, a su juicio, está emprendiendo el Ejecutivo 'popular'.

Así, sin el apoyo parlamentario de estos tres grupos, la iniciativa de Gaspar Llamazares no consigue el respaldo suficiente para salir adelante y poder iniciar su trámite parlamentario, al contar sólo con los votos a favor del PSOE, UPyD, BNG y Coalición Canaria-Nueva Canarias.

Según el portavoz del PP, Manuel Cervera, IU habla en esta iniciativa "sin conocimiento" y utiliza "dogmas sectarios e ideológicos" para hablar de la gestión público-privada del sistema sanitario, que es "amplia" y afecta a todas las comunidades autónomas.

"Hay conciertos que facilitan el acceso a los ciudadanos a la asistencia sanitaria, que reducen los tiempos de espera así como el tiempo de respuesta, que ayudan a aligerar los tiempos de choque o terapias domiciliares", ha defendido el parlamentario 'popular'.

"INVADE COMPETENCIAS"

Mientras, desde el lado nacionalista, tanto PNV como CiU comparten que la iniciativa defendida por Gaspar Llamazares "invade" competencias transferidas a Euskadi y Cataluña, respectivamente.

Emilio Olabarria, del PNV, dice que votará en contra a la toma en consideración de esta proposición de ley "con convicciones profundas" porque considera que la propuesta de la Izquierda Plural vulnera "aspectos troncales" de la competencia sanitaria del País Vasco, así como siete preceptos del Estatuto de Gernika, entre los que se encuentran aquellos referidos al funcionariado público o sobre la reorganización farmacéutica.

Por parte de CiU, Conxita Tarruella no comparte la iniciativa porque dice que, si se aprobara, "sería como cargarse el sistema de conciertos de Cataluña" y la sanidad se "hundiría", a pesar de esta colaboración público-privada. "No habría recursos y desde CiU creemos en dicha colaboración porque ambos tipos de gestión se complementan", ha resaltado.

EL "TSUNAMI" DEL PP EN SANIDAD

Junto a la iniciativa de Llamazares se ha encontrado la diputada socialista Gracia Fernández Moya, quien ha llamado a sus compañeros de Hemiciclo a "parar el tsunami del PP allá donde gobierna". A su juicio, el Gobierno 'popular' con su política se está "cargando" uno de los pilares el Estado del Bienestar que garantizaba la equidad y la calidad de vida a los españoles.

"El PP rompe el modelo y las garantías de equidad y calidad. El PSOE apuesta por un sistema público", ha insistido la socialista. Además, dice que los servicios sanitarios privados no pueden extenderse.

Por su parte, Rosa Díez, líder de UPyD, cree que Gaspar Llamazares tiene "mucha razón" a la hora de proponer esta iniciativa y, especialmente, cuando propone un mayor control y transparencia sobre los órganos de prestación de servicios públicos a los ciudadanos.

"Los acuerdos con entidades privadas son en muchas ocasiones poco transparentes y hay muchas dudas sobre la eficacia y la eficiencia porque no hay control público", ha agregado, si bien no coincide con algunas de las aseveraciones realizadas por el diputado de IU.

Desde Coalición Canaria-Nueva Canarias, Pedro Quevedo ha apoyado la iniciativa aunque considera que hay que diferenciar sistemas totalmente públicos o privados, frente a los mixtos, porque, en su opinión, es "necesario" evitar la reducción de servicios sociales.

De igual forma, desde el BNG, Olaia Fernández Davila ha dicho que esta iniciativa trata de apuntalar el sistema sanitario frente a los "intentos" del PP por desmantelarlo. "El sistema privado empeora la calidad del mismo", ha apostillado.

Entre tanto, Gaspar Llamazares ha defendido que con las medidas que está emprendiendo el Ejecutivo 'popular' no es verdad que España tenga un sistema de salud por encima de sus posibilidades, dado que, según ha citado, la OMS posiciona el Sistema Nacional de Salud español como el "quinto mejor del mundo", al mismo tiempo que se gasta "mejor" que el resto de países.

Por ello, ha hecho hincapié en que el modelo de gestión privada de los centros sanitarios "es más ineficiente" que el de la pública porque, según estudios, se ha comprobado que la mortalidad de adultos es superior en un dos por ciento en los de gestión privada.

Igualmente ha dicho que el modelo de gestión privada es más cara que la gestión pública. A su juicio, quienes se benefician de la gestión privada no son los ciudadanos, ni la deuda, ni el déficit del país, sino los bancos o cajas, como la CAM y Bankia que, en su opinión, son "lo peor de lo peor", o compañías farmacéuticas que han engordado su saldo por una gestión "que deja mucho que desear".

"Los que han provocado la crisis le trasladan al Estado que el sistema es insostenible y debe privatizarse. Qué paradoja que los que son ineficientes y especuladores se van a hacer con el sector sanitario de este país". De hecho, ha señalado que las personas que se benefician son 'non santos' y "con nombres y apellidos como Rato, Echániz o Lamela", que dice que están detrás de estas privatizaciones.

Para Llamazares, el Ejecutivo del PP está utilizando la crisis como "excusa" para acelerar la política de privatizaciones en el sistema sanitario, con medidas como el "repago" y los distintos niveles establecidos en la cartera de prestaciones, de forma que parte quedará en manos privadas y otra en las públicas.

Además, el parlamentario asturiano defiende que las comunidades autónomas "privatizadoras de hospitales" --a su juicio, Cataluña, Madrid, Castilla-La Mancha o Valencia--, son las "más ineficientes" y donde mayor nivel de gasto hay.