3 de febrero de 2014

El PP afirma que Cantabria "no va a ser ni la primera ni la única" que aplique el copago hospitalario

Decae la proposición no de ley del PRC que instaba a no aplicarlo

El PP afirma que Cantabria "no va a ser ni la primera ni la única" que aplique el copago hospitalario
EUROPA PRESS

SANTANDER, 3 Feb. (EUROPA PRESS) -

El portavoz de Sanidad del PP en el Parlamento regional, Eduardo Van den Eynde, ha afirmado este lunes en el primer Pleno del periodo de sesiones, que Cantabria "ni es la primera ni va a ser la única" comunidad autónoma que aplique el copago en los medicamentos de tratamientos ambulatorios que se dispensan en la farmacia de los hospitales, y ha acusado a los grupos de la oposición de orquestar una "ceremonia de la confusión interesada" en torno a este asunto.

Así lo ha señalado durante el debate de una proposición no de ley del PRC que ha decaído por empate a 19 votos entre el PP y regionalistas y socialistas, que instaba al Gobierno a no aplicar el copago, a estudiar el verdadero rendimiento económico de la medida, a actuar para que el Estado elimine la Orden Ministerial que la crea, y a tomar las medidas necesarias para que los ciudadanos no se vean obligados a pagar "lo que, legalmente, no les corresponde".

Van den Eynde ha salido al paso de las críticas de la portavoz del PRC, Conchi Solanas, que ha afirmado que solo Cantabria y Galicia "se plantean la aplicación" del copago hospitalario, un impuesto "muy injusto" que grava a personas con enfermedades muy graves como el cáncer o crónicas como la esclerosis múltiple, y que es "muy ineficiente" -ha dicho- porque "no tendrá efecto disuasorio" y la recaudación será ínfima.

La parlamentaria regionalista ha destacado que otras regiones como Castilla y León y Andalucía han anunciado que recurrirán la medida y el País Vasco "lo suavizará a través de compensaciones". En la misma línea, la portavoz del PSOE y exvicepresidenta del Gobierno, Lola Gorostiaga, ha pedido al PP que "si no lo quiere quitar, que compensen" a los que lo tengan que pagar como otras comunidades autónomas gobernadas por el PP, incluida Castilla-La Mancha, presidida por la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal.

Ambas portavoces han recordado que el copago de medicamentos no está teniendo el efecto que buscaba el PP, ya que el gasto farmacéutico sigue aumentando "mes tras mes". Gorostiaga ha opinado al respecto que las fórmulas implantadas por los 'populares' "parecen pensadas más para fastidiar a los ciudadanos que para sostener la sanidad".

El portavoz del PP les ha replicado que el copago en la farmacia hospitalaria para tratamientos ambulatorios no se ha aplicado todavía y ha acusado a la oposición de intentar confundir a la opinión pública para que los ciudadanos piensen que donde se va a aplicar el copago es en los medicamentos que se dispensan a los pacientes hospitalizados.

Al mismo tiempo, ha defendido que el modelo del PP introduce mayor equidad porque exime de pagar medicamentos a los que se encuentran en una situación de "mayor debilidad" y ha denunciado que "más perverso" que el copago es el "no pago", que es "lo que hacían ustedes".

DECLARACIÓN INSTITUCIONAL

Este primer Pleno del año, al que ya se ha incorporado después de su baja maternal la consejera de Economía y Hacienda, Cristina Mazas, ha comenzado con la aprobación de una declaración institucional con motivo del Día Europeo de la Memoria del Holocausto, que se conmemora el 27 de enero.

Además de sumarse a los actos institucionales en recuerdo de todas las víctimas del Holocausto, "como expresión clara, firme y rotunda de la condena de toda la sociedad de Cantabria de esta tragedia que supuso la persecución y el asesinato de miles de personas por su origen racial, étnico o religioso", el Parlamento condena "cualquier genocidio que hunda sus raíces en el desprecio de los seres humanos, el racismo y la xenofobia, así como todo acto de intransigencia, intolerancia, manifestación o incitación al odio, inconcebible en Estados y sociedades democráticas".

A la vez, el Parlamento proclama su defensa más firme de los derechos humanos, manifiesta su convencimiento de que la educación es un componente esencial para hacer frente y prevenir la intolerancia, la discriminación y el racismo, y anima a la sociedad de Cantabria a participar en todos los actos que contribuyan, tanto a mantener viva la memoria de quienes han sufrido el horror y la tragedia del Holocausto, como a condenar y rechazar cualquier acción que atente contra la dignidad del ser humano.