17 de febrero de 2016

Las políticas de urbanismo también pueden ser saludables

Las políticas de urbanismo también pueden ser saludables
PIXABAY

MADRID, 17 Feb. (EUROPA PRESS) -

Un proyecto europeo que ha contado con el apoyo del Centro de Investigación Biomédica en Red de Epidemiología y Salud Pública (CIBERESP) revela que las políticas públicas no sanitarias, como las de urbanismo, vivienda o protección social, también pueden servir para reducir desigualdades en salud.

El proyecto 'Sophie' ha sido coordinador por la Agencia de Salud Pública de Barcelona (ASPB) y ha reunido a investigadores de nueve países europeos con el objetivo de revisar y evaluar los efectos en salud de políticas públicas no sanitarias a nivel internacional.

Entre las iniciativas analizadas, se han analizado los efectos en salud de las intervenciones de renovación urbana de la Ley de Barrios de Cataluña, de la rehabilitación térmica y de eficiencia energética en bloques de viviendas sociales, del realojamiento de familias con problemas de vivienda, y de la implantación de la Ley de la Dependencia.

Así, los autores han determinado que las políticas de vivienda y de mejora de condiciones de vida en los hogares repercuten en mejoras de la salud.

En esta investigación se analizaron los efectos de la crisis económica iniciada en 2008 sobre la salud de los europeos, observando que se ha producido una reducción global de mortalidad pero, en cambio, la tasa de suicidios ha aumentado. Asimismo, se ha visto también que las políticas de austeridad han empeorado todas las causas de mortalidad.

En el ámbito económico y laboral, destacan los autores, una buena cobertura pública de las situaciones de paro (y durante todo el período que dure el desempleo) se ha definido como un factor capaz de reducir los efectos indeseados del desempleo sobre la salud física y mental de las personas.

Asimismo, en la comparativa entre países se ha visto que hay menores desigualdades de género en salud en los países nórdicos, con buenos servicios públicos de cuidado y que facilitan el trabajo remunerado de los dos miembros de la pareja; o peor estado de salud en los inmigrantes residentes en países con políticas restrictivas y poco integradoras.

ACTIVAR POLÍTICAS EN EL SUR DE EUROPA

Los autores han destacado que en el sur de Europa es urgente activar políticas que detengan la exclusión de la ciudadanía por causa de la vivienda, ya que este elemento está operando como factor que lesiona la salud física y mental de las personas afectadas.

Igualmente, y tras estudiar los efectos en la población intervenida en la Ley de Barrios catalana, se ha visto como la regeneración de áreas enteras influye en cómo la población beneficiada percibe la propia salud, mostrando una mejora entre las encuestas realizadas antes y después de las intervenciones.

"Los resultados del proyecto podrán ser un instrumento en manos de la ciudadanía para reclamar políticas más justas y saludables, y por lo que respecta a los gestores públicos, una herramienta de conocimiento para priorizar intervenciones", ha destacado Carme Borrell, investigadora principal del proyecto y gerente de la Agencia de Salud Pública de Barcelona.